Sociedad

El Banco de Alimentos necesita 27.500 voluntarios para el "Gran Recapte"

Barcelona, 11 oct (EFE).- El Banco de Alimentos ha pedido hoy la participación de 27.500 voluntarios para el "Gran Recapte", que se celebrará los días 30 de noviembre y 1 de diciembre.

La presidenta de la Fundación del Banco de Alimentos, Rosa Brutau, el director de la misma entidad, Lluís Fatjó-Vilas, la coordinadora de la campaña, Sabine Hindersen, y el director técnico del Banco, Oriol Berenguer, han presentado hoy la campaña con la que esperan alcanzar las mismas cifras de participación y recaudación que el año pasado, en los más de 2.000 puntos habilitados.

"Estaremos contentos de llegar a la cifra del año pasado, conseguir que participen 30.000 personas lo consideramos un éxito", ha asegurado Lluís Fatjó-Vila, que también ha explicado que los Bancos de Alimentos distribuyen habitualmente alimentos básicos a 202.025 personas en Cataluña y la campaña llegó el año pasado a 209.000 personas.

A diferencia del año pasado, este año la organización ya ha conseguido un local dentro del Consorcio de Zona Franca de Barcelona gracias a la intermediación del Ayuntamiento de Barcelona que ha decidido posponer el derribo del edificio que servirá para almacenar durante 3 meses los alimentos recogidos durante la campaña.

Fatjó también ha puntualizado que el Banco de Alimentos funciona durante todo el año pero el "Gran Recapta" "permite regularizar la recogida de alimentos básicos y asegurar el abastecimiento durante 3 meses", ya que en 2017 se consiguieron recoger 4.656 toneladas de alimentos básicos.

Oriol Berenguer ha explicado que los alimentos básicos más necesarios son aquellos de larga duración con un alto contenido de nutrientes y proteínas como leche, aceite, conservas vegetales o legumbres.

El presidente de la Fundación Banco de los Alimentos, Lluís Fatjó-Vilas, también ha comentado que "la pobreza se ramifica de muchas maneras. Hay pobreza energética o de vivienda, pero la pobreza alimentaria sigue siendo muy importante".

Por este motivo, se quiere sensibilizar y movilizar a la población de Cataluña para ayudar a paliar la realidad actual de precariedad alimentaria, fruto de la pobreza como problema crónico.

Sabine Hindersin ha comentado que la campaña "es una fiesta de solidaridad" y piensa que "la gente necesita sentirse solidaria".

El anuncio de este año se ha lanzado con el lema "Ayudar es un instinto natural" y pretende concienciar de que esta campaña no es posible sin el voluntariado y la ayuda de la ciudadanía.

Según Lluís Fatjó-Vilas, el 13,2 % de la población, 990.318 personas, estaba en situación de pobreza el año 2016, de las cuales el 4,3 %, 320.816 personas, se encontraban en pobreza severa.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del año pasado, la alimentación y la bebidas no alcohólicas suponen el 14 % del gasto de las familias, aunque en el sector de población con menos ingresos aumenta hasta el 20 %.

Berenguer ha explicado que la recaudación se hace por provincias y participan entidades de todo el territorio que luego se encargan de la clasificación y distribución de los alimentos.

Los voluntarios que quieran participar en la campaña se pueden registrar a través del web del "Gran Recapte" y se organizaran por grupos de 3 a 5 personas en turnos aproximadamente de 4 horas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin