Buscar

Las ciudades españolas suspenden en cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible

16/10/2018 - 10:12

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Ninguno de los 100 principales núcleos urbanos de España (capitales de provincia, ciudades de más de 80.000 habitantes y las 12 principales áreas metropolitanas) aprueba los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), adoptados por 193 países en 2015 con el fin de acabar con la pobreza, combatir la desigualdad y luchar contra el cambio climático hasta 2030.

Así se recoge en la primera edición del informe 'Los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 100 ciudades españolas', elaborado por la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), la rama española de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés).

El documento, presentado este martes en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en Madrid, pretende ser una herramienta para las administraciones en la evaluación de los avances en la aplicación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

El documento proporciona una foto fija sobre el desarrollo sostenible a escala local para todas las capitales de provincia de España, las ciudades de más de 80.000 habitantes y las 12 principales áreas metropolitanas del país. En su conjunto, las 100 ciudades analizadas suponen casi un 50% de la población española.

Para poder medir los 17 ODS se identificaron 85 indicadores adaptados al contexto español y a las fuentes estadísticas oficiales disponibles para obtener datos robustos. El informe, elaborado por Inés Sánchez de Madariaga, Javier García López y Raffaele Sisto, sigue la estela de SDSN en Estados Unidos y en Italia, donde se han elaborado estudios similares, que muestran una panorámica del avance en la implementación de los ODS en el ámbito urbano.

Siguiendo la metodología de los otros informes internacionales, el estudio presenta datos cuantitativos con una representación muy visual y fácil de entender que utiliza el código del semáforo, con los colores verde, amarillo, naranja y rojo en función del grado de cumplimiento de los indicadores. Los resultados no se presentan en forma de ranking, sino por paneles y fichas individualizadas para cada ciudad.

EN CAMINO

Los datos arrojan un panorama en el que predomina un rendimiento intermedio (en naranja y amarillo), es decir, la mayoría de las ciudades están en camino de alcanzar los ODS. Aunque algunas han dado grandes avances, son pocas las que han alcanzado los Objetivos en varias de las metas.

Las ciudades españolas logran sus mejores resultados en los ODS 3 (salud y bienestar) y ODS 16 (paz, justicia e instituciones sólidas), seguidos del ODS 6 (agua limpia y saneamiento) y el ODS 7 (energía asequible y no contaminante). El objetivo número 14 (vida submarina) aparece también entre los mejor situados en las ciudades donde ha sido medido, esto es, los municipios costeros o situados en riberas fluviales navegables.

El ODS con peores resultados en los municipios es el número 8, relativo al trabajo decente y crecimiento económico, que presenta grandes retos, puesto que hay 16 ciudades con este objetivo en rojo (Algeciras, Badajoz, Cádiz, Ceuta, Chiclana de la Frontera, Ciudad Real, Córdoba, El Puerto de Santa María, Huelva, Jaén, Jerez de la Frontera, Málaga, Melilla, San Fernando, Talavera de la Reina y Toledo).

MEJOR Y PEOR CIUDAD

El municipio con más ODS cumplidos (en color verde) es Pozuelo de Alarcón (Madrid), que aprueba cinco de ellos: salud y bienestar, educación de calidad, producción y consumo responsable, acción por el clima, vida de ecosistemas terrestres y paz, justicia e instituciones sólidas.

Y el que más suspende es Melilla, con seis ODS en rojo: hambre cero, energía asequible y no contaminante, trabajo decente y crecimiento económico, producción y consumo responsable, vida de ecosistemas terrestres y alianzas para lograr los Objetivos.

El informe pone también de manifiesto los esfuerzos y avances realizados, dado que 36 ciudades no tienen ningún ODS en rojo. Algunas ciudades, como Vitoria o San Sebastián, han desarrollado desde hace tiempo políticas activas de crecimiento sostenible e inclusivo, con resultados notables. Otras, como Madrid, Barcelona o Valencia, han iniciado más recientemente el camino con planes y medidas específicas.

Este informe aspira a servir como herramienta para que las ciudades españolas puedan hacer un seguimiento en el tiempo del progreso en la implementación de la Agenda 2030 con relación a estándares internacionales. También pretende ser de utilidad a los gestores municipales para que puedan identificar a otras ciudades con situaciones y retos similares, facilitando el diálogo a escala nacional sobre cómo acelerar el progreso.

Para la elaboración del informe, la REDS contó con la colaboración de la FEMP y de Iberdrola. Además, el trabajo recibió la colaboración de Mediapost y del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

(SERVIMEDIA)

16-OCT-18

MGR/caa