icon-avatar
Buscar

Día Mundial de la Alimentación: España es el séptimo país de Europa que más comida desperdicia

16/10/2018 - 11:56 | 13:30 - 16/10/18
  • En 2017 se tiraron 1.229 kilos de alimentos en los hogares españoles
  • El 10% de la población mundial no dispone de suficiente comida
  • Volver a cocinar y planificar los menús es clave para reducir el desperdicio
Más noticias sobre:

El Día Mundial de la Alimentación es un buen momento para tomar conciencia de que España es el séptimo país de Europa que más alimentos desperdicia. Cada español tiró a la basura en 2017 más de 23 kilos comida, una cifra muy elevada aunque en descenso -en 2016 cada ciudadano llevó al contenedor casi 26 kilos de alimentos-.

En total, en los hogares de España se tiraron a la basura 1.229 kilos de alimentos durante el año pasado, una media de 23,6 kilos por persona, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Algo más del 4% del total de alimentos que consumimos en un año va directamente al contenedor, ya sea porque se estropea antes o porque se ha comprado de más. Si unimos a ello los desperdicios procedentes de la industria alimentaria y distribución, nos encontramos con que en nuestro país desperdiciamos 7,7 millones de toneladas de alimentos, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Estos datos convierten a España, en el séptimo país europeo que más alimentos desperdicia, sólo por detrás de Reino Unido, Alemania, Holanda, Francia, Polonia e Italia y todo mientras un 10% de la población mundial no dispone de comida suficiente. Dos extremos que se deben tener en cuenta en el Día Mundial de la Alimentación.

Aunque cada vez estamos más concienciados y cada año se reduce la cantidad global de comida que se tira, España sigue formando parte de los 10 países de Europa que más alimentos desaprovecha. Para seguir mejorando y generar cada vez menos desperdicios se debe empezar por controlar la manera de consumir de los propios hogares. Algunos consejos para tirar menos alimentos son:

Anticipar los menús

Plantear con anterioridad qué se va a comer durante la semana, contribuirá a hacer mejor la compra y evitará que se llene la cesta con ingredientes que son innecesarios y terminarán en un contenedor. Revisar qué tenemos ya en la nevera y la alacena antes de ir a la compra y tener la receta clara es indispensable. Además de evitar desperdiciar comida, ahorrarás y podrás llevar una dieta más equilibrada que si improvisas en cada comida.

Ten en cuenta de qué manera te alimentas. Si llevas la comida al trabajo o comes en casa, los menús cambian y deben planificarse para que no se estropeen en el transporte.

No tener prisa para escoger la alimentación

Dedica un tiempo a hacer la compra. Adquirir todos los alimentos en un gran supermercado en minutos puede ser una idea muy atractiva pero ir a hacer la compra de la semana apurado puede ocasionar compras impulsivas y de menor calidad que si te tomas unos minutos en pensar qué necesitas y comparar entre diferentes posibilidades. Valorar la calidad y los precios además puede suponer que encuentres ofertas para abaratar el precio final de la compra.

Orden, limpieza y creatividad para aprovechar los alimentos

Mantén la nevera y el congelador limpio y ordenado, evitarás que unos alimentos contaminen a otros y además podrás saber a simple vista de qué dispones para poder utilizarlo y evitar que termine en el cubo de la basura.

La cocina de aprovechamiento debe volver a estar de moda, si te sobra un guiso de verduras puedes añadir un poco de pasta y tener una comida completa aprovechando los restos. Las croquetas siempre gustan y nacen para aprovechar las sobras del cocido, saber cocinar puede parecer fundamental para evitar tirar comida pero seguro que encuentras recetas sencillas que te ayuden a aprovechar más las recetas que te sobra. Sé creativo en la cocina.

Croquetas, ensaladas, sandwiches puede servir para aprovechar sobrasCroquetas, ensalada, sandwiches puede ser una manera de aprovechar sobras. Foto: Dreamstime

Puedes hacer un listado e ir tachando los alimentos que consumas del congelador y la despensa. Además debes tener en cuenta las fechas de caducidad o consumo preferente y priorizar el consumo de los que estén más próximos a cumplirse para aprovecharlos sin que se pierdan.

Aprovecha los alimentos en casa y fuera

No comas con los ojos, pide raciones con mesura y si aún ordenando lo que crees que vas a consumir te sobra, no sientas vergüenza y que te lo preparen para llevarte a casa las sobras. En ocasiones los bares y restaurantes son excesivamente generosos y puedes comer al día siguiente o reacondicionar los restos creando una nueva receta que aproveche las sobras. Así evitarás generar más residuos y por supuesto malgastar tu dinero.

Aunque la cifra de desperdicio de alimentos ha bajado con respecto a 2016 –tiramos 2 kilos de comida menos al año por persona- queda margen de mejora para alcanzar el mínimo desperdicio alimentario posible. Cocinar en casa y volver a la cocina de aprovechamiento parecen la clave para evitar tirar comida y por supuesto generar menos residuos al tiempo que se ahorran algunos euros.


Comentarios 3

#1
16-10-2018 / 16:33
RG
Puntuación 3

Más vale que sobre y que no haga falta!.

#2
16-10-2018 / 16:49
NO SE
Puntuación 3

Totalmente contradictorio, con el artículo de cabecera.

#3
16-10-2018 / 20:06
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
Puntuación 2

¡Es una vergüenza!

Yo jamás en mi vida he dejado comida en un plato. Tanto en casa como en un restaurante. Y si algún alimento no me gusta, ¡me lo como igualmente!

Jamás he dejado en un plato: un grano de arroz, un fideo, una lenteja o una semilla de quinoa.

Cuando como pescado y carne, las espinas y los huesos los dejo inmaculados. ¡Los dejo más limpios que una patena!

Odio a la gente que, por ejemplo, tira una olla entera de garbanzos. Simplemente porque son del día anterior.

Yo tengo la suerte de vivir en España. Y, sobre todo, de tener una nevera llena de comida. No soy un niño africano, esquelético, que se muere de hambre.

Para toda la gentuza que tiráis la comida a la basura: ¡idos a la mi-er-da! ¡Y ojalá paséis hambre como en el ífrica subsahariana para que sepáis apreciar el valor de la comida!











No ha sido posible realizar el purgado