Sociedad

Los poderes del Estado se unen para reforzar la protección contra el machismo

Madrid, 18 oct (EFE).- Gobierno, jueces, fiscales y todos los agentes involucrados en la lucha contra la violencia de género han coincidido hoy en la urgencia de seguir avanzando en la mejora de la valoración policial del riesgo y de la formación de los profesionales para una protección más eficaz de las víctimas.

Lo han hecho en la inauguración del VII Congreso del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, que ha reunido a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; los ministros del Interior y de Justicia, Fernando-Grande Marlaska y Dolores Delgado; el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y la fiscal general del Estado, María José Segarra, entre otros.

Ante representantes de todos los operadores implicados en esta lucha, Carmen Calvo ha reclamado a estos profesionales que emprendan una "gran revolución personal" más allá de sus obligaciones laborales para erradicar la violencia machista.

"El Gobierno tiene la alerta de la escucha, de todo lo que puedan decir y alertar", ha asegurado la también ministra de Igualdad a los miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y operadores de justicia, del ámbito educativo y de la sanidad presentes en el antiguo salón de plenos del Senado, donde hasta mañana debatirán sobre las medidas a tomar para erradicar la barbarie machista.

Porque el Ejecutivo, ha dicho, no faltará "a ningún compromiso, pero nadie avanza solo".

Grande-Marlaska ha detallado alguno de esos compromisos, como los nuevos formularios de valoración policial del riesgo, que como novedad incluyen la predicción de reincidencia de nuevos episodios de violencia "con preguntas más sencillas, para mejor comprensión y captación de información relevante".

Y sobre todo la de vaticinar casos que pueden desembocar en el asesinato de la mujer, para lo que los nuevos formularios presentan un segundo control a la que ha denominado "escala homicida" que eleva el nivel de riesgo final y, por tanto, aumenta las medidas de protección para las víctimas.

También tratarán de identificar y advertir a la autoridad judicial de aquellos casos con menores o hijos a cargo de la víctima que "deban ser tenidos en especial consideración y sometidos a valoraciones forenses adicionales", ha añadido.

"Ninguna mujer se puede quedar atrás y tampoco fuera", ha concluido.

En este sentido, su compañera en el Gobierno Dolores Delgado ha destacado que una de cada tres mujeres sufre violencia o agresiones.

"Frente a esto, todos podemos y debemos denunciar", ha subrayado la titular de Justicia, quien ha instado a todos los agentes a "tomar partido" ante "las adversidades".

Delgado ha valorado la consecución del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que recoge 481 medidas en muchas de las cuales su departamento está trabajando de forma directa o indirecta, como aquellas que requieren reformas legislativas, la mejora de las unidades de valoración forense, de las oficinas de atención a víctimas y de la formación de los profesionales y sus formadores.

Tampoco el Poder Judicial "va a escatimar esfuerzos" para luchar contra esta "enfermedad social", según ha resaltado Lesmes, quien ha querido agradecer el esfuerzo realizado por el grupo de expertos del Observatorio.

El presidente del CGPJ ha apelado a la importancia de la educación porque su erradicación definitiva sólo se podrá conseguir si se actúa "desde el origen del problema", es decir, "educando y cambiando estereotipos sociales", ayudando "a los más jóvenes a que, de manera espontánea y por propia convicción, consideren rechazables los comportamientos violentos de dominación y control".

La carrera fiscal, según su máxima representante, "va a seguir de forma firme, contundente y convencida defendiendo los derechos de las mujeres", aunque Segarra también ha coincidido en que "formar a los formadores en violencia de género" es decisivo.

Desde el Observatorio no van a "bajar la guardia" porque así lo merecen las casi 1.000 víctimas del machismo contabilizadas desde 2003, según su presidenta, Ángeles Carmona; aunque "queda muchísimo por hacer", ha considerado que el pacto alcanzado ha sido "un buen punto de partida" y "muy ambicioso" pero que requiere el esfuerzo y la profesionalidad de todas las instituciones y la sociedad.

El anfitrión del encuentro y vicepresidente de la Cámara, Pedro Sanz, ha animado a diputados y senadores a mantener la unidad que expresaron hace un año en torno al Pacto, que demostró que "erradicar esa lacra execrable es una prioridad" de todos ellos. "Unidad en el rechazo, en el desprecio y a la hora de ponernos en marcha", ha concluido.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin