Sociedad

La guardia civil investiga a una pareja por conducir practicando sexo en una autopista

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil investiga a dos personas por un delito contra la seguridad vial al conducir de modo manifiestamente temerario por una autopista mientras mantenían relaciones sexuales por una autopista de Segovia.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico del Subsector de Tráfico de Segovia tuvo conocimiento el pasado 18 de septiembre de la existencia de un vídeo que circulaba en las redes sociales en el que se puede observar cómo supuestamente el conductor de un automóvil mantiene relaciones íntimas con su acompañante mientras conducía el coche, según informó este martes la Dirección General de la Guardia Civil.

El vídeo original, que fue remitido a la autoridad judicial, dura 32 segundos y fue grabado en una vía de alta capacidad donde se apreciaban tres carriles. El vehículo donde suceden los hechos circulaba por el carril central y sobre las marcas viales de delimitación de los carriles. La vía fue identificada como la autopista AP-6.

LOCALIZACIÓN

Tras las gestiones realizadas por el Grupo de Investigación del Subsector, se pudo determinar que el vídeo fue grabado en la tarde del sábado 15 de septiembre sobre la zona del kilómetro 80 de la AP-6, a la altura del término municipal de Villacastín y en el partido judicial de Santa María la Real de Nieva.

Después de la visualización de una gran cantidad de horas de grabación de las cámaras de control de tráfico, se pudo localizar el vehículo y confirmar la identidad del conductor, que reside en la provincia de Madrid, por lo que se continuaron las actuaciones tendentes a la localización, investigación y toma de manifestación de los presuntos responsables.

Los investigadores localizaron el domicilio del presunto responsable y procedieron a la comunicación de los hechos que se investigan e informar al conductor del turismo que se le considera supuesto autor de los mismos. El conductor reconoció los hechos e identificó a su acompañante, que también fue investigada por conducir de forma manifiestamente temeraria.

MULTA Y CÁRCEL

La Guardia Civil subrayó que la conducción temeraria es el exponente de la conducción más inapropiada y crea un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, al aumentar exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Esta conducta al volante podría conllevar administrativamente hasta 500 euros de sanción y penalmente podría ser castigada con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

El atestado instruido ha sido remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Santa María de Nieva, junto con el vídeo original de los hechos.

(SERVIMEDIA)

23-OCT-18

MGR/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin