Sociedad

Los relojeros de la Puerta del Sol aprovechan el cambio de hora para 'ensayar' las campanadas de Canarias

  • Se cambiará la hora en las cuatro esferas visibles del reloj
  • Cuatro relojeros participan en el cambio de hora que será un ensayo para Nochevieja
El relojero de la Puerta del Sol explica como se llevará a cabo el cambio de hora. Foto: Europa Press

Los relojeros de la Puerta del Sol ensayarán este fin de semana el cambio de hora para la retransmisión de las campanadas del 31 de diciembre a las Islas Canarias, día en el que se retrasarán sus manecillas para que los isleños puedan tomarse con él las uvas, han explicado a Europa Press fuentes del Ejecutivo madrileño.

Este año después de 150 años de historia el reloj de Sol se adaptará al huso horario canario para permitir que los canarios reciban el año 2019 con sus tradicionales campanadas, resultado de un acuerdo entre el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, y su homólogo canario, Fernando Clavijo.

Será este domingo el 'ensayo general'. En la madrugada del sábado al domingo para ajustarse al horario de invierno las cuatro esferas del reloj, orientadas a los cuatro puntos cardinales, cambiaran de las 3 de la mañana a las 2.

Será el mismo procedimiento que tres relojeros, capitaneados por Jesús López-Terradas desde 1996, seguirán el día de Fin de Año. Pero, a diferencia de como suele suceder solo se modificará la esfera visible al público.

Ese día, llegadas las 00.45 horas de la Península, las manecillas se retrocederán una hora. Tras las campanadas canarias, a las 00.15 horas (hora canaria) volverán a su huso horario habitual. Así, el reloj de Sol tendrá durante treinta minutos el horario del archipiélago.

Recibir el año en la Puerta del Sol

El de la Puerta del Sol se ha convertido en el reloj más famoso del país. Inaugurado por la reina Isabel II en 1866, ha formado parte de la historia y la tradición de los españoles. En sus años de vida ha sobrevivido al paso del tiempo e incluso a los daños que sufrió durante la Guerra Civil.

Fue a partir de la Nochevieja de 1962 cuando se generalizó la popularidad de este reloj. Ese año fue el primero en el que se retransmitieron por televisión las campanadas desde este emplazamiento, en una fiesta popular abierta al público que es difundida por las principales cadenas de radio y televisión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin