Buscar

Los premios de informática scie-bbva reconocen desarrollos de coches sin conductor, ordenadores que "leen" emociones y proyectos de realidad aumentada

30/10/2018 - 20:00

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

La segunda edición de los Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España (SCIE)-Fundación BBVA 2018 reconoció este martes a proyectos de desarrollo de vehículos sin conductor que se comportan como "bandadas de pájaros", ordenadores que "leen" las emociones de los usuarios de redes sociales, software para interpretar partituras del Renacimiento o herramientas para mejorar el aprendizaje.

La entidad señaló en un comunicado que la ceremonia de entrega también sirvió para "alertar de la necesidad de hacer frente a los nuevos retos derivados del avance de las capacidades de las máquinas".

Los Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España (SCIE)- Fundación BBVA fueron creados en 2017 y en su segunda edición comprenden los galardones a Jóvenes Investigadores Informáticos, dotados con 5.000 euros y que distinguen los trabajos doctorales más innovadores y relevantes de jóvenes menores de 30 años, y los Premios Nacionales de Informática, que reconocen la trayectoria de investigadores, entidades públicas y privadas en el área de la informática.

Los jóvenes investigadores galardonados en esta edición han sido Jorge Calvo, investigador Juan de la Cierva en la Universidad Politécnica de Valencia, por su software para leer partituras renacentistas; Raúl Mur, doctor por la Universidad de Zaragoza e investigador en Facebook Reality Labs (Washington, EE.UU.), por sus mapas tridimensionales del entorno, y Daniel Peralta, investigador en la Universidad de Gante (Bélgica), por su trabajo de aplicación de sistemas inteligentes y de reconocimiento de patrones para optimizar las etapas iniciales del desarrollo de fármacos.

Junto a ellos, el jurado, presidido por Francisco Tirado, catedrático de Arquitectura y Tecnología de Computadores de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de honor de la SCIE, también premió a Damián Roca, investigador en la Universidad Politécnica de Cataluña, por su proyecto de coches autónomos que emulan a bandadas de aves; José Antonio Ruipérez, investigador postdoctoral en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, Boston, EEUU), por sus herramientas para facilitar el aprendizaje, y David Vilares, investigador postdoctoral en la Universidad de La Coruña, por su trabajo para "leer" las emociones expresadas en la red.

Los Premios Nacionales de Informática se concedieron a Vicent Botti, catedrático e investigador en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) que recibió el Premio José García Santesmases por sus logros en tres décadas de trabajo en inteligencia artificial; Ramón Doallo, catedrático de la Universidad de La Coruña, Premio Aritmel por su labor en el procesamiento y análisis de datos masivos, y Ricardo Baeza-Yates, catedrático ICREA de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Premio Ángela Ruiz Robles por su desarrollo de algoritmos para optimizar las búsquedas en la web.

POTENTE MOTOR DE CAMBIO

Durante su alocución, Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, subrayó que, además de "apasionante", la innovación tecnológica es "en sí misma, el más potente motor del cambio económico". Tras precisar que la coexistencia con máquinas "dotadas de asombrosas capacidades representa un cambio social sin precedentes", Fernández señaló que la sociedad "devuelve a la comunidad científica nuevos retos", entre los que citó la urgencia de "salvaguardar la seguridad de la información y los sistemas, regular de manera eficaz la privacidad o evitar los efectos indeseados de algunas prácticas emergentes en las redes sociales, preservando su enorme potencia".

Asimismo, consideró un "desafío monumental pero no insalvable" el dotar a las máquinas inteligentes de un "mapa de valores, un GPS ético que oriente en el uso de esa inteligencia".

Por su parte, el presidente de SCIE, Antonio Bahamonde, auguró que, "en pocos años", en España "podría desaparecer un importantísimo número de puestos de trabajo, y el resto se transformará al incorporar los avances informáticos". "Si no estamos preparados para estos cambios, podríamos vernos abocados a una situación social bastante negativa", indicó.

Ambos aludieron a la necesidad de aumentar la presencia de mujeres en la investigación en informática para "incorporar el talento de más de la mitad de la población que cursa estudios superiores".

A la ceremonia de entrega asistieron los rectores de la Universidad Carlos III de Madrid, Juan José Romo; la Universidad Politécnica de Valencia, Francisco José Mora, y la Universidad de La Coruña, Julio E. Abalde.

(SERVIMEDIA)

30-OCT-18

MJR/gja

Contenido patrocinado

Otras noticias