Sociedad

Las aves extintas más grandes de la tierra eran nocturnas y posiblemente ciegas

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

Los pájaros más grandes conocidos por la ciencia eran las aves elefante, que medían más de tres metros de alto, vivían en Madagascar y están ya extintas. Una reconstrucción cerebral llevada a cabo por dos biólogos desvela que eran animales nocturnos y posiblemente ciegos.

Así lo afirman Christopher Torres y Julia Clarke, de la Facultad Jackson de Geociencias de la Universidad de Texas en Austin (Esados Unidos), en un estudio publicado en la revista 'Proceedings of the Royal Society B'.

Los investigadores reconstruyeron digitalmente el molde interno cerebral de dos especies de aves elefante ('Aepyornis maximus' y 'Aepyornis hildrebrandti') y los compararon con representantes de todos los principales linajes de paleognatos existentes (como el kiwi, el avestruz y el emú) y recientemente extintos.

Los biólogos detectaron que la parte cerebral de esas aves gigantes extintas que procesaba la visión era pequeña, lo que indica que eran animales nocturnos y posiblemente ciegos.

Esos pájaros compartían ese estilo de vida nocturno con el pariente vivo más cercano del ave elefante, el kiwi, que vive en Nueva Zelanda y es prácticamente ciego. Esa pista ayudó a los científicos a aprender más sobre el comportamiento y el hábitat de las aves elefante.

"Estudiar la forma del cerebro es una manera realmente útil de conectar la ecología (la relación entre el ave y el medio ambiente) y la anatomía", apunta Torres, quien añade: "Descubrimientos como estos nos dan una visión tremenda de las vidas de esas aves extrañas y mal entendidas".

Las aves elefante eran gigantes, no volaban y vivían en la actual Madagascar hasta que una mezcla de pérdida de hábitat y la posible intromisión humana provocó su extinción hace entre 500 y 1.000 años.

"Los humanos vivieron al lado, e incluso cazaron, aves elefante durante miles de años. Pero aún no sabemos prácticamente nada sobre sus vidas. Ni siquiera sabemos exactamente cuándo o por qué se extinguieron", añade Torres.

"SHOCK TOTAL"

Los científicos habían asumido previamente que los pájaros elefante eran similares a otros pájaros grandes que no vuelan, como los emúes y los avestruces, que están activos durante el día y tienen buena vista, pero Torres y Clarke indican que las aves elefante tenían estilos de vida claramente diferentes a través de reconstrucciones de sus cerebros.

Los cráneos de los pájaros se envuelven alrededor de sus cerebros, con las curvas del hueso correspondientes a las estructuras cerebrales. Los investigadores estudiaron los cráneos de dos especies de aves elefante.

Al utilizar los datos de imágenes de tomografía computarizada de los dos cráneos de aves elefantes, pudieron crear reconstrucciones digitales del cerebro llamadas 'endocast'. Además de los cráneos de aves elefante, también crearon 'endocast' de parientes cercanos de aves elefante, tanto vivos como extintos.

En ambos cráneos de aves elefante, el lóbulo óptico, un conjunto de nervios cerebrales que controlan la vista, era muy pequeño y la estructura estaba casi ausente. El lóbulo se asemejaba al de un kiwi, lo que para Torres fue un "shock total" debido a la mala visión y el comportamiento nocturno de este ave de Nueva Zelanda.

"Nadie ha sospechado que los pájaros elefante fueran nocturnos", comenta Torres, quien agrega: "Los pocos estudios que especularon sobre cómo fue su comportamiento asumieron explícitamente que estuvieron activos durante el día".

Clarke subraya que "detalles como estos no sólo nos cuentan cómo fueron las vidas de las aves elefante, sino también cómo fue la vida en general en Madagascar en el pasado lejano". "Hace tan sólo 500 años, casi en la oscuridad, aves ciegas gigantes y no voladoras se estrellaban en la oscuridad. Nadie se esperaba eso", concluye.

(SERVIMEDIA)

04-NOV-18

MGR/gja/caa/man

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin