Buscar

Los colegios de dietistas-nutricionistas piden que el nuevo etiquetado de alimentos forme parte de acciones de salud pública más amplias e integradoras

12/11/2018 - 20:56
Más noticias sobre:

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas señaló este lunes que la eficacia del nuevo etiquetado frontal para los alimentos anunciado por el Gobierno debe estar condicionado a políticas integradas de salud pública, promoción de la salud y protección del consumidor para garantizar su eficacia.

En un comunicado indicó que la efectividad del nuevo etiquetado en cuanto a la elección de alimentos más saludables que ha de llevar a una población mejor alimentada es la cuestión que preocupa a los dietistas-nutricionistas y sobre la que consideran ha de trabajarse más.

Por ello, el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas ve positivo que el modelo Nutri-Score elegido se base en una escala de color y en los 100g/ml, además de tener una sólida evidencia científica que lo respalde, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). "No obstante, consideran que la medida aislada será insuficiente para lograr el deseable cambio de hábitos de consumo, hacia una alimentación saludable", matizan estos Colegios profesionales.

Para Alma Palau, presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, "la aplicación del etiquetado obligatorio es un gran paso necesario pero hay que trabajar sobre el desarrollo del decreto ley anunciado por la ministra, que regulará su implantación". En este sentido, Palau aboga por que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social "convoque también a los dietistas-nutricionistas y no solo a la industria de la alimentación, para participar en los grupos de trabajo anunciados".

Según Manuel Moñino, representante del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN) ante la EFAD (Federación de Dietistas-Nutricionistas de Europa), "la adopción de un etiquetado frontal, debe formar parte de un todo que englobe políticas de salud pública, promoción de la salud y protección del consumidor, para que con el tiempo sea realmente eficaz", ya que "ni el sistema NutriScore adoptado por el Ministerio de Sanidad ni ningún otro modelo asegura por sí mismo que los consumidores hagan elecciones responsables".

Asimismo, se refirió a la necesidad y urgencia de seguir con campañas de concienciación sobre alimentación saludable, donde los dietistas-nutricionistas intervengan en la promoción de patrones de dieta mediterránea, en la que predominen los alimentos frescos y poco procesados, muchos de ellos sin etiquetar.

(SERVIMEDIA)

12-NOV-18

GJA