Buscar

La cnse exige que se deje de penalizar a los estudiantes sordos

13/11/2018 - 14:27
Más noticias sobre:

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) manifestó este martes su malestar ante la situación que atraviesan numerosos estudiantes sordos en el ámbito universitario al ver denegado su acceso a una titulación universitaria por tener que acreditar un nivel B1 del idioma extranjero, a pesar de que en anteriores etapas educativas estuvieran exentos de su aprendizaje. Algo que la CNSE lamentó porque, a su juicio, "lastra su futuro académico y laboral".

La presidenta de la CNSE, Concha Díaz, señaló que "hoy en día se exige un nivel B1 para obtener un grado, ampliar estudios en el extranjero y conseguir un empleo, y sin embargo, se ignoran reiteradamente las adaptaciones o exenciones que se hayan realizado con dichos estudiantes en anteriores etapas educativas". "Los alumnos sordos suelen ver vulnerado su derecho a contar con adaptaciones y recursos que faciliten su aprendizaje de idiomas extranjeros", recalcó Díaz.

Por su parte, el propio alumnado afirmó que en algunos casos se les exime de las pruebas de 'listening' y 'speaking', mientras que en otros, les obligan a realizarlas. "Al ser personas sordas no es lógico que nos exijan que cumplamos esas competencias y que por eso nuestra titulación en materia de idiomas pueda carecer del mismo valor que la del resto", apuntó el alumnado.

En este sentido, la CNSE reclamó "sensatez en los criterios que deben aplicar los centros a la hora de examinar a un estudiante sordo de una lengua extranjera". Para la entidad, es necesario que "se deje de obstaculizar el acceso a las titulaciones universitarias por motivos del idioma, buscándose soluciones favorables al estudiante sordo que tengan en cuenta su trayectoria educativa previa en materia de aprendizaje de idiomas". Además, la entidad solicita que se favorezca su estudio que hoy en día resulta vinculante para la obtención tanto de un grado universitario como de otra titulaciones, e importante en el mercado laboral.

La CNSE también recordó que la ley 27/2007 o la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad "ampara su derecho a contar con intérpretes de lengua de signos y con los recursos necesarios para poder seguir las clases". Una cuestión "aún sin resolver" en muchos de los casos, según señaló Concha Díaz, y que incluso en ocasiones "obliga al alumnado sordo a abandonar el estudio de idiomas con todo lo que ello conlleva".

(SERVIMEDIA)

13-NOV-18

APP/gja