Sociedad

Bangladesh busca rohinyás voluntarios para ser repatriados, entre protestas

Cox's Bazar (Bangladesh), 15 nov (EFE).- Las autoridades bangladeshíes recorren hoy los campamentos de refugiados rohinyás en el sureste del país en busca de voluntarios para regresar a Birmania (Myanmar), una labor por ahora infructuosa que se ha topado con multitudinarias protestas en contra del inicio de la repatriación.

En el campamento 22 del área de Unchi Prang, su primera parada, la delegación encargada de la repatriación no sólo no encontró ningún voluntario, sino que fue recibida por miles de airados rohinyás.

"No regresaremos sin nuestra ciudadanía y derechos", rezaban las pancartas de algunos de los más de 700.000 rohinyás que huyeron a Bangladesh desde que el 25 de agosto de 2017 estalló el brote de violencia contra esta minoría en Birmania.

Entre gritos de "No regresaremos, queremos justicia", los manifestantes mostraron su negativa a ser devueltos a su país de origen, a pesar de que en el campamento 22 había 298 refugiados inscritos como candidatos a la repatriación.

"Estábamos preparados para recibir a los (rohinyás) voluntarios y llevarlos a los puntos fronterizos, pero hasta ahora nadie se ha prestado voluntario", lamentó en declaraciones a los periodistas el comisionado bangladeshí para la Ayuda a los Refugiados, Abul Kalam.

Kalam precisó que tienen "toda" la logística lista, desde equipos médicos para realizar chequeos hasta alimentos para unos tres días, pero lo máximo que han logrado es que se acercaran algunos curiosos por saber quiénes estaban en la lista de candidatos.

Uno de esos candidatos es Rahela Begum, quien rechazó ser repatriada a la espera de que se haga justicia por los fallecidos desde que en agosto de 2017 se desató la crisis en el estado birmano de Rakáin.

"Mataron a mi hijo, no volveré hasta que se garantice justicia", explicó a Efe.

También Hamida Begum, de 30 años y madre de cinco hijos, recordó cómo durante la crisis perdió a su marido y a dos de sus hijos y cómo el resto de su familia fue "torturada", algo para lo que pide "justicia" en la Corte Penal Internacional (CPI).

Ese es su requisito antes de prestarse voluntaria para regresar, aseveró a Efe.

Dacca y Naipyidó acordaron repatriar a partir de hoy a los primeros 2.251 de los más de 700.000 rohinyás llegados a Bangladesh desde el pasado año huyendo de la violencia, un proceso que llega con un año de retraso y que tenía previsto prolongarse durante unas dos semanas, con el traslado de unas 150 personas al día.

La Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, pidió el lunes al Ejecutivo bangladeshí que suspenda la repatriación, al considerar que los traslados irían en contra de las leyes internacionales y pondrían en riesgo las vidas y libertades de los refugiados de esta minoría musulmana.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin