Sociedad

Discapacidad. el grupo social once pide garantizar la seguridad de las personas con discapacidad en los nuevos espacios urbanos de prioridad peatonal

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El Grupo Social ONCE defendió este jueves la necesidad de garantizar la seguridad de las personas con discapacidad en los nuevos espacios urbanos de prioridad peatonal, donde "la accesibilidad debe estar perfectamente integrada".

Así se puso de manifiesto durante la Jornada de Reflexión 'Debate sobre los espacios peatonales dentro del espacio público urbano', que organizó este jueves en Madrid la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

La jornada incluyó una mesa redonda dedicada a 'Los espacios de prioridad peatonal y las personas con discapacidad', en la que participaron el jefe del Departamento de Accesibilidad al Medio Físico de Fundación ONCE, José Luis Borau; el jefe del Departamento de Autonomía Personal y Accesibilidad de la ONCE, Víctor López Eiris, y María Concepción Blocona Santos, asesora de la ONCE en materia de accesibilidad. Junto a ellos intervino también Óscar Moral Ortega, asesor jurídico del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y presidente de Cermi Madrid.

A lo largo de su exposición, Borau hizo referencia a la accesibilidad y la garantía de movilidad como parámetros imprescindibles del nuevo diseño de los entornos urbanos, puesto que en ellos quienes viven son las personas.

"Hablar de prioridad peatonal es algo obvio, innato a la propia ciudad, por lo que no se puede asumir ningún diseño que dé la prioridad absoluta a los vehículos, ya sean a motor, de tracción humana u otro tipo de elementos que faciliten la movilidad de las personas en las ciudades", aseveró.

En este sentido, explicó que las plataformas únicas o espacios de uso mixto deben tener en cuenta que la movilidad evoluciona de diferentes maneras en las ciudades, por lo que habría que buscar soluciones que permitan el uso compartido y respetuoso por parte de todos los ciudadanos.

CIUDADES Y DISCAPACIDAD VISUAL

En el caso concreto de las personas con discapacidad visual, los representantes de la ONCE destacaron las necesidades de movilidad que presentan estas personas y que, en la mayoría de los casos, suponen "una problemática muy específica" ante los nuevos diseños de espacio único (desaparición de los bordillos delimitadores, inexistencia o inadecuada señalización, circulación desordenada de bicicletas y otros vehículos por cualquier punto, presencia de elementos que constituyen obstáculos o riesgos, diseño poco claro o confuso…).

Entre otras propuestas, abogaron por la incorporación de zonas de tránsito seguro, perfectamente identificadas y reconocibles (mediante elementos señalizadores como suelos podotáctiles), y por la disposición de un sistema de señalización homologado claro, comprensible y visible desde diferentes ubicaciones, que advierta a los conductores de circunstancias como prioridad peatonal, restricciones de velocidad o delimitación en el estacionamiento.

Asimismo, pidieron establecer puntos de cruce señalizados con pavimento homologado y contrastado podotáctil y visualmente, la instalación de pavimento direccional de acanaladura para orientar hacia el lugar en el que se encuentra el límite de la zona de seguridad, y la delimitación del encuentro entre la zona segura y la indicada para la circulación de vehículos.

Reclamaron que, ante la creciente presencia de bicicletas y otro tipo de vehículos de transporte de personas como los patinetes, su paso se restrinja "exclusivamente a las zonas delimitadas para su circulación", que por supuesto deberían estar bien señalizadas.

Según Víctor López, "es importante destacar que la apuesta por la accesibilidad en este tipo de espacios conlleva una serie de beneficios para todos, entre los que cabe mencionar la mejora de la calidad del servicio y la imagen del lugar donde se realizan las buenas prácticas".

Por su parte, José Luis Borau concluyó que ante la aparición de los problemas que pueden conllevar las nuevas formas de movilidad y los nuevos diseños urbanos para las personas con discapacidad, "se hace necesario plantear soluciones, y un primer paso es la celebración de jornadas de reflexión como ésta, en la que intervengan los principales agentes implicados".

La jornada se cerró con un debate abierto sobre los espacios de prioridad peatonal entre los representantes de los ayuntamientos asistentes y las organizaciones de la sociedad civil colaboradoras en la jornada: Cermi, ONCE, Fundación ONCE, ConBici y Foro Andando, moderado por la FEMP.

(SERVIMEDIA)

15-NOV-18

AGQ/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin