Sociedad

El trineo de viento sale en diciembre a explorar la antártida

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El Trineo de Viento realizará este año la expedición científica y de exploración 'Antártida Inexplorada 2018-19' entre el 1 de diciembre y el 12 de febrero, un viaje para llegar al corazón de la Antártida con un vehículo eólico, totalmente sostenible y eficiente a nivel económico para investigar.

En total, los expedicionarios estarán sobre el hielo 50 días en autonomía total por una de las zonas más desconocidas e inhóspitas de la Antártida. La iniciativa cuenta con el patrocinio de la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco y la agencia de viajes Tierras Polares.

Participan con diversos proyectos la Agencia Espacial Europea (ESA), el IDEAE-CSIC con la Universidad de Barcelona, el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), la Universidad de Maine (EEUU), la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Alcalá de Henares-INTA, la Universidad de Valencia y científicos de la NASA y o la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

'Antártida Inexplorada 2018-19' será dirigida por el creador y promotor del Trineo de Viento, el explorador polar Ramón Larramendi, que ha organizado con esta un total de 10 expediciones al Ártico y la Antártida desde el año 2000 con su pionero vehículo eólico, que ha sido construido totalmente nuevo para esta expedición.

Larramendi estará acompañado por tres expedicionarios con gran experiencia polar: Ignacio Oficialdegui (biólogo y experto en energías renovables), Hilo Moreno (guía y ayudante en la base antártica española 'Juan Carlos I') y Manuel Olivera (ingeniero industrial). Los cuatro expedicionarios son expertos pilotos del Trineo de Viento y han recibido formación para el desempeño de las tareas científicas que tienen encomendadas en esta expedición.

'Antártida Inexplorada 2018' recorrerá en total 2.000 kilómetros por una ruta triangular que no ha sido realizada con anterioridad por ninguna expedición española ni por ninguna internacional sin medios motorizados y asistencia externa. Partirán desde las cercanías de la base antártica rusa 'Novolazárevskaya' hacia el interior del continente, en dirección al domo Fuji, situado a 3.810 metros de altitud, un lugar donde se localiza una base japonesa y el segundo punto más alto del interior de la Antártida. Allí se han registrado una de las temperaturas más bajas registradas en el planeta, con 93,2ºC bajo cero.

(SERVIMEDIA)

15-NOV-18

GIC/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin