Sociedad

Inmigración. trabajo aprobará este mes la orden para la contratación en origen de 17.000 migrantes para la campaña de la fresa y otros frutos

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, manifestó este miércoles que este mes se aprobará la orden para regular la gestión colectiva de contrataciones en origen para 2019, que supondrá la llegada de 17.000 trabajadores inmigrantes para la próxima campaña de recogida de frutos rojos, entre otras.

Valerio respondía así a la interpelación de la diputada de ERC Ana María Surra, quien solicitó la regularización de 400.000 extranjeros que viven en España desde hace 10 años en situación irregular, y preguntó sobre las medidas que piensa adoptar el Gobierno para fomentar la integración de inmigrantes.

Según Valerio,"más que de regularización de inmigrantes irregulares, este Gobierno apuesta por fomentar las llegadas a través de vías legales". De ahí su apuesta por "una inmigración ordenada, legal y segura", en línea con el Pacto Mundial de Naciones Unidas que España ratificó el lunes en Marrakech. Se trata de "un "acuerdo histórico" en el que "nuestro país va a estar en primera línea", afirmó Valerio.

También subrayó que el Gobierno pondrá en marcha un Plan de Ciudadanía e Integración de los Inmigrantes en 2019, para el que la Secretaría de Estado de Migraciones ya ha iniciado la fase de consultas. Su objetivo es tener listo un documento con las líneas estratégicas para el 31 de marzo de 2019.

Además, reiteró que se volverá a financiar el Fondo Estatal para la Integración de los Inmigrantes, cuya dotación espera recoger en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019.

Por su parte, Surra reclamó la aprobación de un proceso extraordinario para regular a 400.000 inmigrantes que, "debido a la restrictiva Ley de Extranjería, o nunca han tenido papeles o los han perdido".

Según Surra, este tipo de procesos "fueron un salvavidas para muchos extranjeros en otros momentos", como aquel que permitió la regularización de más de medio millón de personas en 2005.

Valerio descartó tal posibilidad, porque entonces "teníamos un escenario muy distinto al actual", ya que existía una "enorme bolsa de inmigración irregular dejada por el Gobierno del PP, un mercado laboral en bonanza, tasas mínimas de desempleo y puestos sin cubrir, abandonados por la mayor cualificación" de la mano de obra española. "Hoy, por el contrario, "tenemos una situación de desempleo que no nos permite afrontar un proceso de regularización", señaló la ministra.

A esto se suma que, a diferencia de 2005, la ley articula vías suficientes para que las personas en situación irregular puedan, "en determinadas circunstancias", solicitar la autorización de residencia sin necesidad de volver a su país de origen: la protección internacional, las razones humanitarias, la colaboración con autoridades administrativas, judiciales, policiales y fiscales y el arraigo por motivos sociales, familiares y laborales.

(SERVIMEDIA)

12-DIC-18

AGQ/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin