Sociedad

Cruz roja llama a seguir protegiendo a los más indefensos tras el pacto mundial por las migraciones

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja subrayó este lunes la importancia del pacto migratorio adoptado hace una semana en Marrakech, aunque reivindicó la necesidad de más medidas para "seguir protegiendo a las personas más indefensas".

Con motivo del Día Internacional del Migrante que se celebra mañana, martes, Cruz Roja destacó que "las migraciones de seres humanos han sido una constante a lo largo de la historia" y que han supuesto "un motor de riqueza y de desarrollo".

Sin embargo, también "pueden ser una fuente de vulnerabilidad para las personas que se ven obligadas a migrar huyendo de la pobreza, los conflictos y los desastres", puntualizó. De ahí la necesidad de proteger a las personas migrantes en todo el mundo, especialmente a aquellas más indefensas, "y de evitar el sufrimiento humano". Estos son "retos humanitarios que siguen vigentes tras la adopción del pacto migratorio de la ONU", recalcó en un comunicado.

Entre los acuerdos del Pacto Mundial por una Migración Segura, Ordenada y Regular, Cruz Roja destacó la cooperación para abordar las causas que originan las migraciones, mejorar las vías de migración legal, proteger los derechos de las personas migrantes, tomar medidas contra la trata de personas y evitar la separación de las familias.

La federación internacional quiso resaltar el trabajo que las sociedades de Cruz Roja y Media Luna Roja realizan en todo el mundo de cara a la consecución del pacto, y recordó que están preparadas para reforzar y poner en funcionamiento nuevos "puntos de servicio humanitario" a lo largo de las rutas migratorias más importantes, donde las personas migrantes tienen acceso a servicios esenciales e información. Este tipo de servicios están en funcionamiento en países como España, México, Níger, Italia, Suecia y Austria, subrayó.

ATENCIÓN EN COSTAS Y ACOGIDA

De hecho, Cruz Roja Española interviene en la atención humanitaria y en la acogida e integración de las personas inmigrantes y refugiadas como auxiliar de los poderes púvlicos. Para ello, desarrolla buena parte de sus actuaciones a través de diferentes convenios suscritos con la Secretaría de Estado de Migraciones del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, y en colaboración con las administraciones públicas de ámbito estatal, regional y local.

Así, Cruz Roja se encarga de la primera asistencia a los migrantes y refugiados a través de sus Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de ayuda humanitaria en costas. Integrados por más de 2.300 personas voluntarias, estos equipos se despliegan ante la llegada de pateras a las costas españolas y ofrecen ayuda básica (ropa, mantas, alimentos, kits higiénicos…) y atención sociosanitaria a estas personas, que llegan en embarcaciones muy precarias, con problemas de deshidratación, hipotermia y heridas causadas durante la travesía.

Los ERIE de Ayuda Humanitaria a Inmigrantes atienden a las personas llegadas a las costas españolas y a las fronteras de Ceuta y Melilla y, además, buscan situaciones de riesgo especiales, como la identificación de posibles víctimas de trata de seres humanos o en necesidad de protección internacional.

Por último, Cruz Roja también desarrolla programas de acogida e integración, como la acogida integral, el apoyo para el aprendizaje del idioma o la lucha contra la trata de seres humanos.

(SERVIMEDIA)

17-DIC-18

AGQ/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin