Sociedad

Luz verde a la reforma que permitirá reforzar los juzgados contra la violencia machista

Madrid, 20 dic (EFE).- El pleno del Congreso ha aprobado hoy de forma definitiva la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para mejorar y reforzar la respuesta de los juzgados a la violencia machista, unas medidas fijadas por el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género.

La modificación de la citada ley, que es de 1985, para que los distintos actores judicial reciban mayor formación en igualdad y en materia de no discriminación para mejorar la lucha contra el maltrato, ha sido aprobada esta tarde por mayoría absoluta con 337 votos a favor más otros 4 telemáticos y dos abstenciones.

La reforma, que incluye enmiendas introducidas en el Senado, pretende garantizar la adquisición de estos conocimientos en las oposiciones a la carrera judicial, en los cursos de la Escuela Judicial y en la formación continuada impartida por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Las medidas acordadas afectarán a distintos miembros de la carrera judicial, tanto de los juzgados especializados en violencia de género, como a los jueces de familia y de menores.

Entre las modificaciones también se establece que el CGPJ garantice que las dependencias judiciales impidan la confrontación de la víctima y el agresor durante el proceso, unas salas que serán utilizadas en casos de agresiones sexuales y de trata de personas con fines de explotación sexual, y accesibles para las víctimas con discapacidad.

Asimismo, exige la mejora de la atención y protección de las víctimas con algún tipo de discapacidad, que se incorporarán en las estadísticas sobre violencia machista que periódicamente elabora el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En lo que va de año, 47 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, 39 niños han quedado huérfanos como consecuencia y otros 3 menores han sido asesinados. Desde 2003, se han cometido en España 975 asesinatos machistas.

En un debate en el que ha estado muy presente el asesinato de Laura Luelmo, todos los grupos han coincidido en reconocer que la formación judicial resulta imprescindible pero son necesarias muchas en la lucha contra la lacra de la violencia machista.

"Las mujeres nos negamos a vivir con miedo y los poderes públicos tenemos que garantizar que así sea", ha destacado la diputada del PP María Dolores Alba, quien ha felicitado a todos los grupos por esta reforma que supone "un paso más en la implementación del Pacto de Estado".

En este sentido, la diputada socialista Carmen Cuello ha incidido en que esta modificación legal es "urgente y necesaria": "Estamos viviendo demasiados casos en que el sistema judicial victimiza doblemente a las mujeres, las cuestiona, no las cree, y nos duelen las sentencias que no las protegen".

Desde Unidos Podemos, Ángela Rodríguez ha sido crítica con la reforma legal, que ha calificado de "decepcionante" e "insuficiente", ya que no amplía el concepto de violencia machista a las agresiones que se producen fuera del ámbito de la pareja.

Rodríguez, que ha pedido que los políticos trabajen para avanzar en el ámbito de las agresiones sexuales, ha hecho un llamamiento a los hombres que reconocen que existen problemas de violencia machista para que "convenzan a otros hombres de que deben defender las vida de las mujeres: éso es ser un buen patriota y un buen hombre".

La diputada de Ciudadanos Patricia Reyes ha celebrado el consenso logrado en torno a la primera ley que implementa medidas del Pacto de Estado, aunque ha lamentado que no se hayan incluido en ella todas las acciones que dicta el citado pacto.

Frente a quienes cuestionan que la violencia sexual es machista, Reyes ha subrayado que el 96,4 % de los delitos contra la libertad sexual con condena han sido perpetrados por hombres, mientras que sólo el 3,6 % han sido cometidos por mujeres.

La diputada de ERC Carolina Telechea ha incidido en la necesidad de que todas las mujeres políticas "caminen juntas" para acabar con la violencia machista, sexual y los asesinatos que padecen las mujeres.

"Esto no va de opciones políticas porque no nos maltratan por nuestro color político, no nos agreden por nuestra cultura, no nos matan por nuestras ideas: lo hacen única y exclusivamente por ser mujer", ha aseverado.

Por su parte, el diputado del PNV Mikel Legarda ha considerado la reforma un motivo de satisfacción, pero no de complacencia, porque "queda mucho por hacer" para acabar con esta "vergonzante lacra". Asimismo, ha denunciado a quienes opinan que las medidas contra la violencia machista son una cuestión de ideología, cuando se trata de la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

"Este mundo sólo lo podemos cambiar enseñando a toda la sociedad, especialmente a los hombres, que nosotras también somos personas. Lo podemos cambiar acabando justamente con una justicia patriarcal que pone el foco sobre nosotras y no sobre nuestros agresores. Este mundo sólo se cambia defendiendo que frente a los jueces y frente a la justicia las mujeres también seamos personas", ha concluido la diputada de Compromís Marta Sorlí.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin