Buscar

Fundación bbva premia a tres científicos pioneros en predecir la subida del nivel del mar por el calentamiento global

9/01/2019 - 13:26

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

La francesa Anny Cazenave, el australiano John Church y el británico Jonathan Gregory son los ganadores de la 11ª edición del premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cambio Climático de Fundación BBVA, por sus aportaciones y predicciones sobre cómo afectará el calentamiento global a la subida del nivel del mar.

Hace solo dos años que uno de los galardonados, John Church, publicó en Nature la confirmación de que el factor más determinante en el aumento del nivel del mar es hoy en día, y desde 1970, la acción humana. Si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen al mismo ritmo, el nivel general de las aguas habrá aumentado en un metro a finales de siglo, lo que afectará a unos 100 millones de personas que viven en zonas costeras.

Esta conclusión ha sido posible gracias a la obtención e integración de múltiples fuentes, para lo que resultó esencial el trabajo de los tres galardonados, tanto de forma independiente como en colaboración, señala el acta del jurado.

Cazenave es directora de Ciencias de la Tierra en el Instituto Internacional de Ciencias Espaciales en Berna (Suiza), y científica emérita en el Laboratorio de Estudios de Geofísica y Oceanografía Espacial de la agencia espacial francesa, CNES. Church es catedrático de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sidney (Australia), mientras que Gregory trabaja como catedrático del Departamento de Meteorología de la Universidad de Reading (Reino Unido) y como científico sénior del Centro Nacional de Ciencia Atmosférica.

Además de identificar el efecto antropogénico (la influencia humana) en el aumento del nivel del mar, el trabajo de los galardonados ha descubierto que el ritmo al que se produce este incremento se está acelerando. "Tomada en conjunto, su investigación demuestra la aceleración reciente del aumento en el nivel del mar a escala global y cuantifica las aportaciones relativas de las diferentes causas del aumento, principalmente la expansión térmica del océano y el deshielo de los casquetes polares y de los glaciares provocados por el calentamiento global antropogénico", destaca el acta.

Se ha consensuado que desde comienzos de los años noventa el nivel del mar aumenta a un ritmo de 3 milímetros al año, lo que supone una subida media de 8 centímetros en los últimos 25 años.

SUS APORTACIONES

Para llegar a estas conclusiones fueron clave las observaciones de los satélites iniciadas en los años noventa que, gracias a su perspectiva planetaria, por primera vez permitieron poner orden en los confusos registros de mareas que llevaban décadas realizándose en puertos y zonas de costa.

Cazenave, experta en geofísica, es pionera en la interpretación de estas mediciones, llevadas a cabo por primera vez con el satélite francoestadounidense TOPEX/Poseidon. Su trabajo resolvió errores en estimaciones anteriores y junto con Church, lograron reconciliar los nuevos datos de satélite con los registros locales disponibles. Consiguieron así construir un registro fiable de la evolución del nivel del mar en época reciente.

Para ampliar ese registro al pasado y hacer proyecciones de futuro, resultaron fundamentales los modelos numéricos desarrollados por Gregory. Su trabajo permitió integrar todos los datos disponibles y ajustar todas las variables para predecir de forma fiable la evolución futura del sistema.

PIDEN MEDIDAS POLÍTICAS

En su intervención, los tres galardonados enfatizaron la gravedad del problema, su urgencia y la necesidad de acciones políticas. "El nivel del mar se incrementa a un ritmo cada vez mayor", señaló Church. "Si continuamos sin reducir nuestras emisiones, podríamos sufrir un aumento de hasta un metro, quizás más a finales de siglo, aunque si tomamos medidas urgentes y efectivas, podríamos reducir el impacto en poco más de medio metro".

Según Church, "muchos políticos" reconocen la gravedad de este fenómeno, con más de 100 millones de posibles afectados, "pero pocos asumen el grado de urgencia con el que debemos reaccionar".

"Reducir las emisiones para lograr un aumento de temperatura como mucho hasta 1,5 grados es un buen objetivo, es el que debemos marcarnos", concluyó.

(SERVIMEDIA)

09-ENE-19

AGQ/ars/pai