Buscar

El instituto cervantes reconoce la precariedad de sus profesores y subirá los salarios

10/01/2019 - 16:51

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El Instituto Cervantes mejorará la retribución de sus profesores de español en el extranjero tras reconocer que buena parte de la plantilla tiene sus sueldos congelados desde hace casi dos décadas, según explicó el director de la institución cultural, Luis García Montero, en una entrevista con Servimedia.

"El Instituto Cervantes tiene unos salarios bastante modestos y, en ese sentido, a veces están muy por debajo de lo que puede ganar un profesor de español en el extranjero", relató el poeta y máximo responsable de esta institución, que cuenta con 87 centros repartidos por todo el mundo para la expansión y promoción del español.

Esta precariedad de los profesores, sobre todo entre los colaboradores y personal temporal, hace que el Cervantes -dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores- sea "poco competitivo" a la hora de contratar a los mejores profesionales.

"Con un sueldo muy muy humilde, en un país como Alemania o Suecia a la hora de intentar contratar a los mejores profesores somos poco competitivos", reconoció el excandidato de Izquierda Unida Luis García Montero, a quien Pedro Sánchez encargó la tarea de liderar esta institución cultural tras asumir la Presidencia del Gobierno.

"Me he dado cuenta de que la institución ha pagado una factura muy alta en la crisis, las condiciones laborales de nuestra gente en el exterior son muy complicadas", reconoció García Montero, que está especialmente "preocupado" por la situación de los trabajadores del Instituto Cervantes en Brasil.

Los destacados en este país, según los datos que maneja el Cervantes, habrían perdido en torno al 50% de su poder adquisitivo en los últimos años debido a la subida de precios experimentada en Brasil, todo ello con los salarios del personal colaborador "congelados" desde el año 2000.

DOS CONTRATOS

En la institución se pueden diferenciar dos tipos de contratos a grandes rasgos: los de régimen español y aquellos que están en régimen local, según el país donde estén destacados. Por desempeñar "el mismo trabajo", los de régimen local tienen mayores carencias y están sujetos a los contratos que tenga Exteriores con el país en cuestión, según el director del Cervantes.

"Hay ciudades con buen régimen y otras donde si te descuidas, los trabajadores están en situación de acogerse a la beneficencia de la ciudad", reconoció García Montero.

Por el momento, el Instituto Cervantes ya ha conseguido el compromiso del Gobierno para incrementar un 5% su partida presupuestaria en las cuentas que aprobará este viernes el Consejo de Ministros.

(SERVIMEDIA)

10-ENE-19

GIC/caa