Sociedad

El 82% de los conductores y los peatones ven peligrosos los patinetes eléctricos

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

Ocho de cada 10 conductores y peatones españoles (concretamente, el 82%) consideran peligrosos los vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos, y el 92% cree necesario que deben regularse, en tanto que el 65% de los usuarios de estos nuevos medios de transporte circulan sin ningún elemento de protección y un 17% reconoce que ha sufrido algún percance.

Éstas son algunas conclusiones que se extraen del estudio 'Nuevos sistemas de movilidad personal y sus problemas asociados de la seguridad vial', elaborado por la Fundación Mapfre en colaboración con la Asociación Española de la Carretera (AEC) y Nielsen, y dado a conocer este jueves.

El estudio tiene como finalidad conocer la implicación de esos nuevos sistemas de transporte personal en la seguridad vial y la movilidad sostenible considerando la necesidad de garantizar la convivencia entre todo tipo de usuarios. Los medios analizados son ocho: segway, minisegway, monociclo eléctrico, hoverboard, hoverkart, patinete eléctrico sin asiento, patinete eléctrico con asiento y monopatín.

Actualmente circulan en España más de 20.000 vehículos de este tipo, de los que unos 5.000 se encuentran en Madrid, según cifras de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (Auvmp).

Cinco personas murieron el año pasado en España por accidentes relacionados con estos vehículos: un niño de cinco años al ser atropellado por un autobús tras perder el control de su hoverboard en Badajoz, una peatona de 92 años tras ser arrollada por dos jóvenes que iban en un patinete eléctrico en Esplugues de Llobregat (Barcelona), un hombre de 60 años al resbalar con un patinete eléctrico sobre el pavimento mojado en Niembro (Asturias), una mujer de 40 años al ser atropellada por un camión tras perder el control de su patinete eléctrico en Girona y un hombre de 33 años al ir con un patinete eléctrico de noche e impactar contra un coche en una carretera de Córdoba.

REGULACIÓN NECESARIA

El estudio incluye una encuesta realizada a 517 ciudadanos de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Vitoria, Cáceres, Gandía y Benidorm, con una edad media de 41 años y de los cuales el 50% se consideran peatones, un 28% conductores de vehículos tradicionales y un 22% conductores de vehículos de movilidad personal.

En cuanto a los usuarios tradicionales (peatones y conductores), el 82% cree que segways, patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal son un peligro para la seguridad de los peatones, a pesar de que sólo uno de cada 10 declara haber tenido algún percance, normalmente sin consecuencias porque en el 68% de los casos no hubo heridos.

El perfil del usuario de vehículo de movilidad personal es el de un hombre (61% del total), con una edad media de 37 años y propietario del vehículo (85%). Los que lo usan habitualmente lo hacen todos los días y los que lo hacen ocasionalmente prefieren hacerlo los fines de semana como elemento de ocio.

El 65% de los que circulan en patinete eléctrico u otro vehículo de movilidad personal no lleva ningún elemento de protección, incluido el casco, que sólo emplea un 30%, porcentaje que cae al 15% en las ciudades de menos de 100.000 habitantes.

El vehículo de movilidad personal más popular es el patinete eléctrico (lo utilizan 7 de cada 10 de estos usuarios) y sólo un 24% necesitó algún tipo de aprendizaje. Ocho de cada 10 recomiendan su uso, sobre todo por el ahorro de tiempo para desplazarse, aunque admiten como inconvenientes la inseguridad, la incertidumbre legal y la escasa duración de la batería.

En general, la mayoría de estos usuarios creen que se trata de vehículos bastante seguros y sólo un 17% asegura haber sufrido algún percance, casi siempre con peatones y sin consecuencias graves.

El 92% de los usuarios tradicionales consideran necesario regular la utilización de estos vehículos, porcentaje que cae al 70% en el caso de los que circulan por ellos.

NORMATIVA Y CONSEJOS

Por otro lado, el informe analiza 21 ordenanzas, normativas y bandos municipales en España, y subraya que en la mayoría de los casos la edad mínima es de 16 años, se recomienda llevar casco, se prohíbe el uso de auriculares y teléfonos móviles durante la conducción, no se permite la circulación con tasas de alcohol superioes a las establecidas en la normativa general de tráfico ni bajo los efectos de las drogas y se obliga a disponer de luces, timbre homologado y elementos reflectantes.

El seguro de responsabilidad civil a terceros no suele ser obligatorio, siempre se regula dónde está permitido estacionar y no existe una norma común sobre dónde pueden circular estos vehículos de movilidad personal.

El director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Jesús Monclús, recomienda en el informe sobre los vehículos de movilidad personal que no se aparquen en las aceras de modo indiscriminado, no sean usados fuera de las ciudades, el casco sea recomendable, se simplifique la normativa, se desplacen por calles con límite a 30 km/h o carriles bici separados del resto de vehículos de motor, se fomenten campañas sobre movilidad sostenible, la normativa sea lo más homogénea posible en todas las ciudades y se haga un seguimiento de la siniestralidad ligada al uso de los nuevos vehículos.

(SERVIMEDIA)

17-ENE-19

MGR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin