Sociedad

Los asesinos de Javier Ardines se repartieron 35.000 euros por el crimen

  • Los sicarios estudiaron el terreno y trazaron un plan para "darle un susto"
  • El intermediario entre el primo político y los sicarios recibió 10.000 euros

El crimen que terminó con la vida del concejal de IU en Llanes se va esclareciendo paso a pasó. Al abandonarse la hipótesis del asesinato con móvil político la investigación dio un vuelco y tras seis meses de intenso trabajo policial se van conociendo todos los detalles.

Los cuatro detenidos por el asesinato del concejal de IU en Llanes han declarado ante el juez y uno de los sicarios argelinos ha explicado a la juez que otro de los detenidos actuó de intermediario entre Pedro, marido de la prima de la mujer de Ardines con quien el concejal mantenía una relación extramatrimonial, y los dos ejecutores del asesinato. Los argelinos, dedicados al menudeo y robos, recibieron por la ejecución del asesinato del concejal de IU en Llanes 35.000 euros, según informa diario local El Comercio.

Días antes del asesinato, ya habían intentado bloquear el camino con una valla pero Ardines la esquivó. El 16 de agosto, tras el estudio minucioso del terreno, según relata el detenido en su declaración, llegaron al camino de Pria en las inmediaciones de la casa de Francisco Javier Ardines y, en esta ocasión, pusieron tres vallas de obra para obligar al concejal a bajarse del vehículo para poder abrir el paso. Ese fue el momento que aprovecharon para reducir a Ardines con gas pimienta, extremo que cuadra con los análisis ya que se hallaron restos de esta sustancia en una de las vallas, para después golpearle con un objeto contundente. Siempre según la versión del sicario detenido, el concejal se revolvió y consiguió zafarse de los dos hombres que pretendían terminar de su vida y trató de huir corriendo por el camino aunque fue interceptado a unos 70 metros y finalmente le afixiaron.

El acusado asegura que "solo pretendían darle un susto" no matarle. Por este "susto", Pedro Nieva presuntamente pagó 25.000 euros para los dos ejecutores y 10.000 más para el intermediario. Un total de 35.000 por encargar el asesinato de Francisco Javier Ardines motivado por los celos.

Pedro Nieva, considerado el cerebro del asesinato, pudo arreglar los detalles del crimen con el otro español detenido durante una cita de su mujer con la de Ardines, aunque ha negado su participación en el asesinato del concejal de Llanes. Aunque Nieva a negado toda implicación e incluso conocer a los argelinos. Por su parte, el otro español detenido se ha negado a declarar.

La juez que instruye el caso ha ordenado prisión comunicada y sin fianza para los tres detenidos en España. El cuarto detenido, el segundo argelino presuntamente contratado para asesinar a Ardines, se encuentra detenido en Suiza a la espera de ser extraditado para ser puesto a disposición judicial, proceso que puede demorarse varias semanas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin