Buscar

Denunciar, clave para tener protección integral contra la violencia machista

EFE
11/03/2019 - 21:48

Madrid, 11 mar (EFE).- Once de las doce mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año no habían denunciado a su agresor, un hecho ante el que las instituciones vuelven a subrayar la necesidad de que las víctimas denuncien para obtener el estatuto integral de protección y romper el círculo de la violencia.

"La víctima tiene que saber que en España existe un sistema de recursos asistenciales y también judiciales y policiales que están creados solo y exclusivamente con la intención de proteger su vida y su integridad física y psíquica", ha destacado en una entrevista con Efe la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona.

"Hay que decirle a la sociedad y a las víctimas que si hay alguna manera de frenar al agresor es a través del procedimiento judicial, con medidas cautelares o con penas", ha subrayado a Efe la fiscal ante el Tribunal Constitucional Teresa Peramato.

La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Pilar Llop, ha dejado claro en declaraciones a Efe que "el estatuto integral de protección solo se obtiene con la denuncia, es decir, la protección judicial o policial solo se puede obtener con una denuncia, con un procedimiento judicial".

Aun así, tanto Llop como Carmona han sostenido que es necesario desvincular determinadas ayudas y atención a las víctimas de la denuncia, tal y como recogen el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y el Convenio de Estambul.

En ese sentido, Peramato ha indicado que hay que hacer un mayor esfuerzo en informar a las víctimas de que cuentan con una red de apoyo y asistencia muy grande antes de denunciar que "las va a refortalecer para que tomen la decisión de denunciar".

La delegada del Gobierno y la presidenta del Observatorio del Poder Judicial han admitido lo difícil que es para las víctimas denunciar a sus maltratadores, dado que son "delitos muy complejos" en los que existe dependencia emocional y/o económica del agresor.

"A las mujeres les resulta muy complicado denunciar. Es comprensible porque tienen mucho miedo al maltratador, tienen mucho sentimiento de culpabilidad y de vergüenza. Por eso es tan importante que su entorno esté ahí para apoyarlas, para empoderarlas y sobre todo para denunciar", ha recalcado Carmona.

"Cuando la víctima está inmersa en ese círculo de la violencia le cuesta mucho romperlo y decidirse a denunciar porque en ocasiones es el padre de sus hijos, es la persona con la que convive, etc. (...) A ellas les decimos que las instituciones estamos para ayudar y que las estamos esperando, que es imposible romper con la cadena del maltrato", ha añadido Llop.

Peramato ha enumerado las causas que frenan a las víctimas: el miedo, la falta de apoyo porque suelen sufrir aislamiento, la vergüenza, el miedo a ser culpabilizadas y el no confiar en las instituciones y la administración de Justicia.

Las tres expertas han hecho hincapié en la necesidad de que el entorno de la víctima colabore "para salvaguardar su vida y su integridad" pero también para "identificar las primeras señales" del maltrato y de la dominación.

"Hay que hacer campañas no sólo dirigidas a las víctimas sino a la ciudadanía general diciendo que tiene que apoyar a las víctimas, estar a su lado, acompañarlas y que, desde luego, tiene la obligación de denunciar para que no se sigan produciendo estos hechos porque ellas no denuncian pero se lo están contando a los familiares, a los amigos, a los profesores...", ha sostenido Peramato.

Desde la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género se pide a los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión que llamen al 112.

Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10 y el 016 atiende a todas las víctimas de violencia de género las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes.

En sólo 70 días, 12 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas -987 desde que se empezaron a registrar los crímenes machistas en 2003- y 9 menores han quedado huérfanos. Sólo una de estas 12 víctimas había denunciado a su agresor.

Los tres últimos asesinatos se han producido durante el fin de semana en el que se llevaron a cabo las multitudinarias manifestaciones del Día Internacional de la Mujer, en las que la lucha contra la violencia machista y garantizar la integridad física de las mujeres fueron dos de las principales reivindicaciones.

Precisamente en la jornada del 8M un hombre de 81 años asesinaba a su pareja de 62 años en Madrid, el sábado en Estepona (Málaga) otro hombre mataba a su esposa de 58 años en presencia de su hijo, y el domingo una tercera mujer de 58 años fue asesinada en Valga (Pontevedra).

Las tres ciudades han guardado este lunes un minuto de silencio por los asesinatos y han tenido lugar concentraciones en repulsa de la violencia machista.

Raquel de Blas y Violeta Molina Gallardo