Sociedad

Médicos del mundo denuncia que inmigrantes embarazadas, menores y víctimas de trata encuentran problemas para acceder a la atención sanitaria

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

Las inmigrantes embarazadas, los menores, las víctimas de trata e incluso los solicitantes de asilo que llevan menos de 90 días en España o que no pueden acreditar su estancia tienen "serios problemas" para acceder a la atención sanitaria tras la entrada en vigor del decreto-ley que anuló la reforma de 2012 y devolvió este derecho a los inmigrantes en situación irregular, debido a "su excesiva vaguedad", a la "falta de un desarrollo reglamentario" y "a la interpretación interesada por parte de algunas comunidades autónomas", según denunciaron en declaraciones a Servimedia Manuel Espinel, presidente de Médicos del Mundo Madrid, y Pablo Iglesias Rionda, técnico de incidencia política de esta ONG.

Según Iglesias, el decreto de 2012 que aprobó el Gobierno del PP privaba de atención sanitaria a unos 800.000 inmigrantes en situación irregular, aunque "sí contemplaba excepciones para colectivos vulnerables como las embarazadas, las víctimas de trata o los menores". Sin embargo, relató que el nuevo texto que les devuelve la tarjeta sanitaria "de forma general no menciona de forma expresa a estos grupos y como pide acreditar una permanencia de 90 días en España estamos viendo muchos casos de embarazadas y de menores a los que se les deniega la atención".

Por su parte, Espinel indicó que la Ley de Extranjería considera turistas a estas personas y "por mucho que hemos hablado con todas las administraciones para explicarles que esto no tiene ningún sentido, se les sigue denegando la tarjeta sanitaria". A su juicio, la reforma del Gobierno actual es más restrictiva en estos casos que "la del PP, que ya era muy limitante".

Por ello, Iglesias lamentó que el Gobierno aún no ha aprobado un desarrollo reglamentario del decreto sanitario, por lo que su aplicación varía mucho una comunidad autónoma a otra. En su opinión, "Madrid es una de las comunidades más restrictivas, pues desde la consejería se ha dictado una instrucción para que a las mujeres embarazadas que no puedan acreditar que llevan 90 días en España se les niegue la tarjeta sanitaria. Están rechazando a mujeres en un estado muy avanzado".

"Tenemos noticias de que esto sucede también en Extremadura", prosiguió, "y en Galicia, aunque esta comunidad lleva denegando la atención a los colectivos vulnerables incluso desde 2012". Además, Iglesias subrayó que el nuevo decreto "deja también fuera a los ascendientes de inmigrantes que se encuentran en situación legal en España".

Dijo que en el proceso de reagrupación familiar de ascendientes (padres, abuelos...) "se les pide que acrediten un seguro médico, por lo que cuando llegan a España, muchos se encuentran con que la tarjeta sanitaria les es denegada". "Ello supone un coste muy elevado en salud, que muchos no pueden afrontar", recalcó.

(SERVIMEDIA)

19-MAR-19

AGQ/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin