Buscar

Unos 2.200 profesores se manifiestan para volver a las condiciones del 2010

EFE
16/05/2019 - 15:33

Barcelona, 16 may (EFE).- Unos 2.200 profesores de enseñanza pública no universitaria, según cifras de la Guardia Urbana, se han manifestado este jueves en Barcelona para reclamar las condiciones laborales anteriores al año 2010, entre ellas la vuelta al horario lectivo.

La manifestación se enmarca dentro de la jornada de huelga unitaria que han convocado los sindicatos de profesores, que han cifrado la asistencia en 6.000 personas, y que han reclamado como condición "irrenunciable" antes del inicio de curso volver a las 23 horas lectivas en primaria y a las 18 en secundaria.

Ramon Font, portavoz del sindicato USTEC, mayoritario entre los docentes, ha explicado al inicio de la manifestación que la protesta "es un mensaje al gobierno catalán para que se replantee si el curso que viene debe empezar mejor" y ante la postura del Govern "de no aportar propuestas de mejora para la educación pública" .

"El curso no puede empezar con las mismas condiciones que ahora", según la coordinadora de enseñanza pública de la Federación de Educación de CCOO, Marta Tejedor, que ha añadido que la protesta de hoy "es la consecuencia de la negativa del departamento de Educación a negociar".

Bajar las ratios, no cerrar grupos en la educación pública y reducir la jornada en dos horas para de los mayores en 55 años son otras de las reivindicaciones de los sindicatos.

Para hacer frente a estas demandas y poder contratar los 7.200 profesores que demandan, los sindicatos se han ratificado en su petición de una partida de 240 millones de euros que se podría aprobar vía Decreto-Ley, ha recordado el presidente del sindicato de profesores de secundaria Aspepc-SPS, Xavier Massó.

La protesta de hoy es "para evitar convertir en normalidad la excepcionalidad", ha afirmado Massó, en referencia a los recortes que se aplicaron en 2010, debido a la crisis, y ha criticado que "tras seis años de reversión de la crisis, no se atiendan nuestra demandas".

El Govern "no prioriza la educación", ha criticado por su parte la responsable de educación de UGT, Laia Martí, quien ha añadido que la falta de atención a la educación por parte de la administración "ha puesto a los profesores en una situación límite".

A lo largo del recorrido, los participantes han gritado consignas como "Educación y sanidad, pública y de calidad", "Si esto no se arregla, guerra, guerra", "No a la privatización de la enseñanza" o "Sí que hay dinero, se lo dais al Opus Dei".

El secretario general de la federación de Enseñanza de la CGT, Miguel González, ha denunciado un "agravio comparativo tremendo" por parte de la administración de la escuela pública frente a la concertada, a la que "favorece claramente", y que está "contribuyendo al desmantelamiento de la escuela pública".

"Todas nuestras demandas tienen como objetivo mejorar la educación y la atención a los alumnos", han coincidido los convocantes de la protesta.

Marina Sureda, de la Intersindical-CSC, ha afirmado que "nos hubiese gustado poder desconvocar la protesta", que "nos hemos visto obligados a mantener como acto de fuerza para llegar a una solución" después de la postura de bloqueo de la administración.

Respecto al seguimiento de la jornada de huelga entre los docentes, que Educación ha cifrado en un 10,77 %, el portavoz de la Ustec, Ramon Font ha afirmado que "todos los profesores entienden las reivindicaciones y las apoyan", aunque el seguimiento haya sido "desigual y del 20 %".

La manifestación, que se ha iniciado al mediodía en la plaza Universitat, estaba encabezada por una pancarta en la que se leía: "Depende de una hora y va de ratios. Revirtamos los recortes", y ha finalizado en la Plaça Sant Jaume, frente a la sede del Govern.

Una vez allí, un portavoz de cada uno de los sindicatos convocantes ha leído el manifiesto conjunto en el que han demandado como "urgente" volver al horario lectivo, reducir las ratios, que no se cierre ningún grupo en la educación pública y la concreción de un calendario para revertir la totalidad de los recortes.

Para ello, en el manifiesto han pedido la aprobación de un Decreto-Ley urgente que "posibilite atender las demandas" y han añadido que "ante la pasividad" de la administración "no nos ha quedado más remedio que la movilización".

Los sindicatos se han mostrado "esperanzados" con que la administración "tome nota de la unidad y la determinación de lucha" y han afirmado que "nosotros seguiremos con la lucha en las aulas, barrios y calles" hasta conseguir unas condiciones laborales "dignas y por una educación pública".