Sociedad

Discapacidad. los premios solidarios rastreator reconocen la labor de down madrid en materia de alimentación con el proyecto 'aprendo a comer'

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

La Fundación Síndrome de Down de Madrid (Down Madrid) ha sido galardonada en la IV edición de los Premios Solidarios Rastreator por su proyecto 'Aprendo a comer', una iniciativa que ofrece sesiones de logopedia a niños de 0 a 6 años con síndrome de Down para potenciar la masticación y deglución.

Con estos premios, Rastreator pretende impulsar proyectos que mejoren la integración y la calidad de vida de las personas en riesgo de exclusión. La entrega de estos galardones ha tenido lugar durante la celebración de una cena solidaria en la Sala Truss de Madrid a favor de la Fundación Alaine. Down Madrid ha recibido este premio en la categoría de Alimentación, Fundación Integra en la categoría Violencia de Género y la ONG Tierra de Hombres en la categoría de Salud.

La directora general de Down Madrid, Elena Escalona,fue la encargada de recoger el premio y, durante su discurso, señaló que "los pequeños de la fundación tienen el paladar más pequeño, la musculatura de la boca más flácida y por eso no comen bien, no hacen la digestión bien y se ponen malos, algo que hace que exista absentismo escolar por su parte y no puedan formarse bien". "Este proyecto, aunque esté basado en los más pequeños, es una inversión a futuro porque si conseguimos mejorar su calidad de vida enseñándoles a comer, a medida que vayan creciendo lo van a tener todo mucho más fácil", destacó Escalona.

El proyecto 'Aprendo a comer' tiene el objetivo de favorecer nuevos patrones musculares en la deglución y enseñar a los niños hasta los 6 años a aceptar nuevas texturas, experimentar con los sabores y manejar los alimentos dentro de la boca. También ofrece programas y pautas a familias que están preocupadas por las dificultades en la alimentación que presentan los niños con síndrome de Down.

Según indica Down Madrid en una nota, el 80% de los niños con síndrome de Down presenta dificultades en la alimentación, ya que tiene deficiencias significativas en la función oral motora tales como hipotonía, cavidad oral pequeña, problemas dentales, entre otros, frecuente rechazo a la comida y dificultad a la hora de aceptar las diferentes texturas de los alimentos.

Ante esta situación, según señala la fundación, las familias se tienen que enfrentar solas, sin el apoyo de personal sanitario, y se trata de un problema que conlleva dificultades y tiene el riesgo de poder agravar otros problemas de salud relacionados si no se mantienen unos hábitos alimenticios adecuados en un período tan clave para el desarrollo y crecimiento de los niños.

Actualmente, se benefician de este proyecto 20 bebés y niños con síndrome de Down y 40 familias y con el importe en metálico del premio, 5.000 euros, se podrán dar 380 tratamientos en un año. Además, este proyecto incluye acciones de voluntariado corporativo para sensibilizar a los empleados de Rastreator sobre este tema.

(SERVIMEDIA)

27-MAY-19

BMG/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin