Sucesos

El jurado popular del 'caso Asunta' declara culpables a Rosario Porto y Alfonso Basterra

El jurado popular ha declarado culpables por unanimidad a Rosario Porto y a Alfonso Basterra del asesinato de su hija Asunta, fallecida el 21 de septiembre de 2013 y cuyo cuerpo fue localizado en una pista forestal de Teo (A Coruña) durante la madrugada siguiente. | Porto, la madre que "cualquier niña desearía tener"; Basterra, el padre "maravilloso".

Así lo han determinado de forma unánime los miembros del jurado tras una deliberación que se ha prolongado durante cuatro jornadas, desde el lunes, y en la que han tenido que responder hasta a 21 preguntas sobre los hechos.

Asunta Basterra falleció entre las 16.00 y las 20.00 horas del día 21 de septiembre de 2013 por asfixia, sofocada con un objeto "blando y deformable", según recoge la autopsia, que determinó también que no había sido agredida sexualmente. En el momento de su muerte, además, tenía en su organismo una dosis "tóxica" de lorazepam -principio activo del Orfidal- que anuló su capacidad de defenderse.

En un momento próximo a su muerte -inmediatamente antes o después- el cuerpo de la niña fue atado y posteriormente trasladado a una pista forestal del lugar de Feros, donde fue "colocado" en el talud de una cuneta. Dos hombres que circulaban por la zona la encontraron pasadas las 1.00 horas del día 22.

Los análisis toxicológicos permitieron determinar que Asunta había sido sedada de forma continuada con dos benzodiacepinas en los tres o cuatro meses anteriores a su muerte, en los que registró varios episodios en los que acudió a clase con síntomas de somnolencia.

A raíz de las primeras indagaciones, que comenzaron la misma madrugada, la madre de la menor, Rosario Porto, fue detenida el día 24 de septiembre, tras asistir a la incineración de su hija. El padre, Alfonso Basterra, fue detenido al día siguiente, en el transcurso de un registro.

La petición del fiscal

Por su parte, el fiscal del caso, Jorge Fernández de Aranguiz, ha solicitado al tribunal que Porto y Basterra continúen en prisión hasta que el tribunal emita una sentencia para ellos.

En su intervención después de que el jurado popular los declarase culpables, el fiscal ha solicitado 18 años de prisión para los padres de Asunta, teniendo en cuenta los agravantes de parentesco y abuso de superioridad, y ha "reprochado" la edad de la víctima.

Fernández de Aranguiz ha recordado que la calificación del crimen como asesinato implica la circunstancia de alevosía, esto es, que la menor no tuvo capacidad de defenderse en el momento de su muerte. Por ello, ha destacado, se podría solicitar una pena que abarca de los 17 años y medio a los 20 años de prisión.

En esta "horquilla", el fiscal apuesta por una "petición moderada" que sitúa en los 18 años de prisión para cada uno de ellos, teniendo en cuenta "el reproche que merece esta conducta". En particular, se ha referido a la existencia de un "acuerdo de voluntades" para el asesinato de la niña y a la "planificación conjunta" que ve el jurado y ha incidido en la corta edad de la víctima

El hecho de que Asunta fuese una niña no está "embebido" en el hecho de "ser su hija", sino que implica una cuestión de más relevancia que debe "tenerse en cuenta", ha dicho. En esta línea, ha recordado que, si los hechos fuesen cometidos hoy en día, podrían ser castigados con "prisión permanente revisable" al ser la víctima menor de 16 años.

La defensa de Porto recurrirá

A su vez, el abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha avanzado que recurrirá la sentencia condenatoria a su defendida que derive del veredicto de culpabilidad emitido por el jurado popular del caso.

En su intervención tras conocerse el veredicto, ha pedido "la pena más favorable" para su cliente teniendo en cuenta la calificación de asesinato, 17,5 años de prisión.

Asimismo, ha rechazado que se deba tener en cuenta la edad de Asunta en el momento de su muerte, 12 años, como ha pedido el fiscal, para fijar la pena, dado que para este crimen esa cuestión "no influye para nada".

A continuación, ha avanzado que recurrirá "la resolución que se derive de este proceso" y ha pedido que se ponga en libertad a su defendida hasta que haya una sentencia. "Sigo proclamando la inocencia de Rosario Porto", ha apuntado.

La defensa de Basterra niega "alevosía"

Del mismo modo, la abogada defensora de Basterra, Belén Hospido, ha asegurado que no considera que en la muerte de Asunta exista el agravante de "alevosía" y ha pedido la puesta en libertad de su defendido hasta que haya una sentencia.

Después de que el jurado popular leyese su veredicto, Belén Hospido ha rechazado que exista "alevosía" en el crimen, por lo que ha indicado que se corresponde con un "homicidio" y no un asesinato.

"No se puede dar una calificación de alevosía si queda alguna posibilidad de defenderse", ha dicho la letrada, para quien "en este caso queda clara esa posibilidad". Al mismo tiempo, ha reclamado que el agravante de abuso de superioridad se "englobe" en el de parentesco".

Teniendo en cuenta estas circunstancias, ha pedido la pena mínima para su cliente, de 12 años y medio de prisión y, en caso de considerarse un asesinato con agravantes, se ha decantado por los 17 años y medio.

En cuanto a la situación personal de Alfonso Basterra, ha pedido que sea puesto en libertad hasta que se conozca la sentencia y ha dejado entrever que prevé recurrirla.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

entonces
A Favor
En Contra

debo ser de los pocos que no tiene nada claro este asunto.

los medios de comunicación han juzgado el caso y el jurado popular con unanimidad no ha hecho sino reflejar ese juicio que producían los medios. me parece raro que el matrimonio que pasó por allí no viera el cadaver de Asunta y que a Basterra nadie le viera, ni a su vehículo, de camino al lugar donde apareció el cadáver. creo que si que saben los padres más de lo que han dicho, pero hay algo siniestro alrededor que no se ha desvelado. por no hablar de las manchas en el cuello de la camisa de la niña, y que sinceramente me parecen el punto más oscuro de toda la investigación científica. Muy raro también que dejaran incinerar el cuerpo de la niña con tanta celeridad. en fin, la madre depresiva y el padre un pobre hombre, no les veo el perfil de asesinos de niños, quizás si de no haber velado por su hija de manera adecuada.

Puntuación 1
#1