Sucesos

El incendio de Llutxent arrasa ya 2.857 hectáreas y calcina varias casas en Gandía

  • La evolución de las llamas fue "muy convulsiva" por los fuertes vientos
  • Gandía pedirá la declaración de zona de emergencia por incendio
Incendio en Llutxent. Foto: Efe

El incendio forestal de Llutxent (Valencia) ha quemado ya 2.857 hectáreas de seis municipios, ha obligado a desalojar a más de 2.600 personas y ha afectado a unas 40 viviendas de urbanizaciones de Gandia, aunque la Generalitat mantiene "un moderado optimismo" sobre su evolución.

Desde las 7:10 horas han comenzado a salir los primeros de los 27 medios aéreos, entre aviones y helicópteros, que trabajan este miércoles en las tareas de extinción y se irán incorporando a los trabajos de forma gradual hasta las 10:30 horas.

Asimismo, a lo largo de esta mañana se incorporará a los trabajos de extinción el Cuarto Batallón de Intervención en Emergencias BIEM IV de Zaragoza de la UME, 40 militares más y 14 vehículos. Estos efectivos se suman a los 136 militares y 50 vehículos que ya estaban.

Además, en las últimas horas, están colaborando 14 dotaciones de bomberos de los consorcios de Alicante y Castellón y bomberos voluntarios de Alcoi, que se suman así a los efectivos de la Generalitat y de Divalterra.

A las 10:00 horas de este miércoles está convocada una nueva reunión de CECOPI para analizar los últimos datos sobre el incendio y su situación actual. La carretera de Barx, la CV-675, sigue cerrada al tráfico en ambos sentidos hasta que se den por extinguidos todos los focos y se garantice la seguridad en la zona, por lo que la Policía Local de Gandia pide a la población no intentar llegar a la zona para facilitar los trabajos.

Tres albergues abiertos

Por su parte, Cruz Roja mantiene tres de los seis albergues que fueron abiertos este martes. El incendio obligó a desalojar "de forma preventiva" a la población del municipio de Pinet este martes. La noche del lunes ya se evacuó a unas 2.500 personas de la zona de La Drova y las urbanizaciones de Montesol y Montepino.

La humedad relativa del aire en la zona a las 6 de la mañana es algo más baja que este martes, pero el chubasco que cayó anoche entre las 22:00 y las 22:20 ha podido humedecer algo el terreno, según la Aemet.

Por su parte, durante gran parte de la madrugada el viento ha estado soplando variable flojo y a las 21:00 horas de este martes, previo al paso de la tormenta, se registró una racha de viento de 61 km/h. Las previsiones para esta jornada son vientos de componente este que pueden ser moderadamente fuertes en algunos momentos de la tarde.

El 112 ha recibido ya medio millar de llamadas desde que se declaró el incendio el lunes a las 14:37 horas. Fue precisamente una llamada a este número la que alertó del fuego.

Según José María Ángel, director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, la evolución de las llamas fue "muy convulsiva" y de un "impacto tremendo ayudadas por el viento de hasta 70 kilómetros por hora" al llegar a un barranco en los alrededores de Gandía.

Por ello se actuó en urbanizaciones como La Marchuquera, donde el fuego ha afectado a entre 10 y 20 casas, La Ermita, Montepino y Montesol. "Este fenómeno meteorológico fue de muy pocos minutos pero es el mejor aliado que tiene el fuego", ha dicho el director general, quien ha recordado que a consecuencia del incendio ya han sido desalojadas cerca de 2.600 personas.

Según Ángel, la zona afectada por el fuego es en su mayoría campos de cultivo abandonados y zonas quemadas en anteriores incendios.

Incapaces de "controlar el fuego"

La alcaldesa de Gandía (Valencia), Diana Morant Ripoll, ha admitido este miércoles que los equipos de extinción de incendios desplazamos en la zona no han sido capaces de controlar aún el fuego de Llutxent, que sigue avanzando en Gandía.

Morant ha explicado, en declaraciones a Onda Cero, que "los bomberos hablan de unas circunstancias que han cambiado los protocolos de actuación porque el fuego es de una intensidad y virulencia parecidos a los que se han visto por las televisiones en Grecia".

La regidora ha explicado que la pasada noche la lluvia ha permitido mejorar ligeramente la situación tras una "lengua de fuego que lo arrasó todo a su paso", aunque ha reconocido que para la jornada del miércoles "no se prevé que la situación sea mucho mejor a la de ayer".

"No hemos sido capaces de controlar un fuego que ha ido creciendo, que cada vez ha ido cogiendo más superficie, no se desplazaba, solo crecía en medio de poblaciones", ha indicado Morant quien ha reconocido que "la decisión de desalojar dos urbanizaciones de Gandía ha salvado probablemente muchas vidas".

Declaración de zona de emergencia

El Ayuntamiento de Gandía (Valencia) pedirá al Consejo de Ministros la declaración de zona de emergencia tras la situación creada a consecuencia del incendio de Llutxent. En un comunicado, el Consistorio ha informado de que debido a esta "situación de emergencia" ha decidido constituir el Centro de cooperación operativo de emergencias locales (Cecopal) y solicitar la declaración de zona de emergencia.

El Ayuntamiento ha convocado un pleno extraordinario a las 15:00 horas con esta petición como único punto en el orden del día, y con el objetivo de que se consigan ayudas para reparar los daños de carácter medioambiental y personal que se contemplan para este tipo de situaciones "catastróficas".

El Cecopal es un órgano formado por representantes de Policía Local, bomberos, Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja, técnicos municipales de diversas áreas, la concejalía de Seguridad Ciudadana, la vicealcaldesa de Gandia, Lorena Milvaques, y la alcaldesa, Diana Morant, que lo preside.

Una de las primeras actuaciones del Cecopal será la puesta en marcha del puesto de mando avanzado local, que coordinará el operativo junto al Cecopal central que tiene en estos momentos la base en Pinet. Asimismo, desde el centro de Gandia, se establecerán las unidades de cálculo de daño forestal y material del incendio, de atención a las personas, se recogerá información de los afectados y también se valorará poner a su disposición viviendas municipales.

Además, se ha acordado la puesta en marcha de una oficina de atención a los afectados en la planta baja del Consistorio con el objetivo de dar respuesta a todas las necesidades y emergencias "con la misma contundencia con que se ha producido el incendio".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments