Buscar

El tercer marido de 'la viuda negra de Alicante' murió degollado hace dos años

23/08/2018 - 14:39
  • Sus dos últimos maridos han muerto de forma violenta
  • Los recién casados no compartían domicilio, la mujer vivía con su cuidador
  • Ella cobró 200.000 euros por un accidente que la dejó en silla de ruedas

El día 4 de agosto Conchi se casaba por cuarta vez a sus 45 años con José Luis, un hombre de 69 años, y solo dos semanas después, presuntamente, ponía fin a su promesa de "hasta que la muerte nos separe" mediante un destornillador y con ayuda de su cuidador. Ahora se investigan las muertes de sus dos últimos maridos.

Dos de los cuatro maridos de Conchi, bautizada ya como 'la viuda negra de Alicante', han fallecido. Ninguno de ellos puede decir como es esta mujer supuestamente discapacitada de 45 años.

Su segundo marido, con el que compartió 12 años de vida, en declaraciones a Antena 3 ha asegurado que "está desequilibrada y es una manipuladora". Asegura además que sabe como conseguir lo que quiere, en su caso le obligo a hacer testamento, firmar un seguro de vida y poner su piso exclusivamente a su nombre.

El primer marido murió de causas naturales según figura en los documentos oficiales. El tercer marido de 'la viuda negra de Alicante', murió degollado en febrero de 2016 en Ibi (Alicante). Hasta ahora nadie había sospechado que ella pudiera estar implicada. El hermano del fallecido fue condenado como autor del asesinato del tercer marido de Conchi, quien no tenía ningún tipo de relación con su cuñado.

La historia del cuarto marido de Conchi acabó el 20 de agosto, solo dos semanas después de que se casaran, sin el conocimiento de la familia de José Luis, un jubilado de Santa Pola que a sus 69 años y delante de 15 testigos decidió formalizar la relación con su presunta asesina.

José Luis murió en un parking presuntamnete a manos de su mujer y el cuidador de esta. Foto: EFE

Fueron precisamente los invitados al enlace los primeros que vieron como la mujer podía caminar, ya que durante la boda dejó a un lado la silla de ruedas según han declaro al programa Espejo Público.

Alex, una de las invitadas y amiga del fallecido José Luis ha declarado al programa de televisón Ya es Mediodía que les sorprendió mucho "verla de pié ya que en el juzgado ella firmó con huella dactilar porque se supone que no puede mover tampoco los brazos". Esta testigo del enlace ha contado como "se subió al coche por su propio pié y ya durante la comida actúo con normalidad. Se levantó de la silla, bebió, fumó… nos contó que no puede aguantar mucho pero que puede andar".

Hoy estaba previsto que los dos presuntos asesinos prestasen declaración ante el juez. La sospechosa de terminar con la vida de su esposo y su cuidador han llegado hasta los juzgados en pijama, según la Policía sus ropas han quedado inservibles, y una vez allí, Conchi se ha negado a caminar y ha entrado al edificio en volandas, en brazos de los agentes que la custodiaban, al ver a multitud de medios de comunicación dispuestos para grabar su entrada a declarar.

Una policía vio todo

Conchi siempre estaba acompañada por su cuidador y cuñado -estuvo casado con la hermana fallecida de la presunta minusválida-, Francisco la llevaba a todas partes e incluso llevaban un año compartiendo domicilio en Sax (Alicante) por los supuestos cuidados que requería. Piso que no compartía con su pareja, Conchi y fallecido no vivían juntos ni antes ni tampoco después de casarse. Llama la atención que los vecinos de los presuntos asesinos hayan declarado a Telecinco que ellos "hacían vida de pareja normal", aunque en principio esta no era su relación. También han declarado que les sorprendió saber que se había casado con otro hombre. aunque su vida seguía siendo la misma, y que ella "siempre alardeaba de tener mucho dinero y varias fábricas de calzado".

Una policía fuera de servicio lo vio todo desde un acantilado. Foto: EFE

La tarde del asesinato de su cuarto marido, Conchi, también estaba acompañada por Francisco. Los recién casados –y el cuidador- habían quedado en un parking de un lugar apartado, fue allí donde una policía fuera de servicio presenció los hechos. Vio a Conchi de pié junto a Francisco, ambos vestidos de negro riguroso con gorro y guantes. Uno de ellos sujetaba a José Luis mientras el otro le clavaba un destornillador con tal violencia que solo han encontrado el mando plástico de la herramienta. No está claro que papel ejecutaba cada uno de los implicados pero lo que sí ha asegurado la presunta asesina es que ella se puso de pié "para hacer el boca a boca" a su marido.

Algunos vecinos de una urbanización cercana oyeron como alguien pedían auxilio y gritaba "que me matan" según a declarado al periódico El Español. La policía, testigo accidental de los hechos, también grito, en este caso para que "depusieran su actitud" reza la nota emitida por la Policía Nacional. La agente corrió para detenerlos mientras llamaba por teléfono a sus compañeros pero cuando los alcanzó no puedo hacer nada por salvar la vida de José Luis.

Una vez llegaron los refuerzos policiales se procedió a la detención y recogida de pruebas. En la furgoneta en la que normalmente se trasladaba Conchi junto a su cuidador encontraron una manta con la que podrían tener la intención de envolver el cuerpo del cuarto marido de la mujer.

Un camionero jubilado

La familia de José Luis desconocía que se había casado a principios de agosto y a la celebración solo acudieron 15 amigos de la pareja. Una de las invitadas ha declarado a los medios de comunicación que posiblemente se casaron para que José Luis pudiera ser el "tutor legal del Conchi" ya que ella temía que sus hijos la ingresaran en una residencia.

Esta misma amiga de la pareja, asegura que "el cuidador estaba muy enfermo, tiene cáncer y le habían dado solo tres meses de vida" y ve bastante lógico que la boda se celebrara para que "José Luis decidiera como hacerse cargo de Conchi".

Francisco, el cuidador, a su llegada a los Juzgados de Alicante. Foto: EFE

Se descarta el móvil del dinero ya que José Luis estaba jubilado y solo recibía una pensión por sus años como camionero. Personas cercanas a la pareja apunta que Conchi era muy celosa y estaba controlando siempre los movimientos de José Luis. Además sugieren que "podría tener algún problema con Francisco".

La silla de ruedas

En diversas ocasiones se ha visto a la mujer de pié y caminando cuando se le presume la necesidad de usar una silla de ruedas. Durante la celebración de la boda, en el parking en el que su último marido perdió la vida y también en su estancia en los calabozos, en todos esos momentos Conchi ha permanecido levantada y caminando.

'La viuda negra de Alicante', sufrió hace años un accidente de tráfico en el que supuestamente sufrió graves lesiones que la condenaron a utilizarla. Por estos daños, Conchi cobró 200.000 euros, una importante cantidad de dinero en concepto de indemnización que podría temer perder en caso de que se demuestre que no padece secuelas.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 2

#1
23-08-2018 / 15:53
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
Puntuación 2

Me gustaría saber la opinión de todas las feminazis podemitas y catalufas.

Este es un claro ejemplo de mujeres que asesinan a hombres.

#2
24-08-2018 / 01:11
HUMORISTA EMPEDERNIDO
Puntuación 1

La muy guarra hace ver que va en silla de ruedas. Dice que no se puede mantener ni de pie.

Sin embargo, muchos testigos la vieron ayer participando en una maratón que va de Alicante a Pontevedra (ida y vuelta). Y quedó en primer lugar. En un tiempo récord de media trillonésima de segundo (ida y vuelta). xD