Buscar

Varias personas caen al agua tras chocar un ferry en aguas de Gran Canaria

8/11/2018 - 18:57 | 19:28 - 8/11/18
  • El ferry cubría la ruta entre Las Palmas y Tenerife
  • Los tripulantes del barco de recreo fueron rescatados y trasladados al hospital
  • El fast ferry volvió al puerto de Las Palmas de Gran Canaria
Un ferry de Armas. Foto: EFE

El fast ferry 'Alborán', uno de los barcos rápidos que cubre la ruta entre Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, ha colisionado con otra embarcación deportiva esta tarde provocando que los tripulantes del barco de recreo cayeran al mar al norte de la isla de Gran Canaria, según informan medios locales.

El barco de pasajeros, un ferry de la Naviera Armas, ha chocado a las 16.29 de este jueves con otra embarcación, aún sin identificar, a la altura de Bañaderos, al norte de Gran Canaria.

A consecuencia del choque, los tres tripulantes de la otra embarcación han caído al mar. Rápidamente, operarios de Salvamento Marítimo han iniciado las labores de búsqueda y rescate de los tripulantes.

Los tres tripulantes de la embarcación más pequeña han sido rápidamente localizados y rescatados con heridas por lo que se les ha trasladado al Hospital Universitario Doctor Negrín de Las Palmas, según ha informado Salvamento Marítimo.

El ferry de la naviera Armas ha regresado al muelle Nelson Mandela del puerto de La Luz en Las Palmas de Gran Canaria donde algunos pasajeros han sido atendidos por crisis de ansiedad.

El fast ferry accidentado, cubre la ruta entre Gran Canaria y Tenerife, es una de las embarcación más modernas de la Naviera Armas. La nave fue incorporada recientemente para acortar el tiempo de navegación entre las islas capitalinas.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.