Buscar

El presunto descuartizador de Alcalá irá ante el juez en las próximas horas

EFE
9/02/2019 - 21:33
  • La Policía Nacional detuvo a este hombre en la madrugada del viernes

El hombre detenido este viernes por el presunto asesinato de su pareja, una joven de 22 años cuyo cadáver supuestamente desmembró y mantuvo varios meses en un arcón congelador de su vivienda en Alcalá de Henares (Madrid), pasará en las próximas horas a disposición judicial después de negarse a declarar en dependencias policiales.

Así lo ha explicado a Efe una fuente de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, según la cual la autopsia será realizada probablemente mañana domingo, debido a que el cadáver todavía permanece congelado.

La Policía Nacional detuvo a este hombre, español, de 42 años, en la madrugada del viernes, después de que los agentes hallaran el cadáver descuartizado de su pareja, una joven de origen ruso cuya desaparición fue denunciada por su familia el 30 de diciembre pasado, momento en el cual la Policía inició las investigaciones.

La joven no tenía contacto habitual con su familia desde septiembre de 2017, pero su madre decidió denunciar la desaparición después de Navidad ante la imposibilidad de comunicarse con ella, han informado a Efe fuentes de la investigación.

En el registro de la vivienda, el jueves, los agentes hallaron el cadáver troceado de la joven en un arcón congelador en el interior de una bañera.

Horas después del hallazgo, la Policía detuvo al hombre en el bar donde trabajaba como presunto autor de lo que apunta a un nuevo crimen machista.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora