Buscar

3/12 | El Economista elEconomista.es

El 'procés' deja a los funcionarios catalanes sin pagas extras

El sector público catalán está inmerso en una explosión de reivindicaciones laborales sin precedentes, con movilizaciones en todos los ámbitos debido a la eternización de los recortes salariales y de condiciones laborales que se implantaron al amparo de la crisis económica y de la obligación de recortar el déficit público.

4/09 | EFE EcoDiario

Torra ofrece a Sánchez pactar un referéndum y llama a la movilización

Barcelona, 4 sep (EFE).- El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido hoy al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, pactar un "referéndum vinculante" de autodeterminación, al tiempo que ha llamado a la movilización y a una "marcha por los derechos civiles, sociales y nacionales" en Cataluña.

23/03 | El Economista elEconomista.es

La investidura fallida de Turull y su vuelta a prisión marcan la semana

Tras la renuncia de Jordi Sànchez el martes, el independentismo intentó, sin éxito, investir a Jordi Turull de forma urgente para anticiparse a su posible encarcelación por el Tribunal Supremo, y Marta Rovira ha dejado España para evitar ser procesada.

22/03 | El Economista elEconomista.es

Andreu Mas-Colell: "La fuga de sedes de empresas puede tener capacidad de arrastre a Madrid"

Andreu Mas-Colell fue conseller de Economía de la Generalitat de Cataluña en plena crisis económica, de 2011 a 2015, y tras abandonar la política para volver a sus actividades académicas, ha repasado aquellos tiempos en el libro Turbulències y Tribulacions (Edicions62) con dos de sus colaboradores: el entonces secretario de Economía, Albert Carreras, y el que fue director general de Análisis y Seguimiento de las Finanzas Públicas, Ivan Planas.

10/03 | El Economista elEconomista.es

El desguace de Abertis

Voto porque todos ustedes vayan a la cárcel", espetó Karl Jacobi, socio del Círculo de Directivos de Habla Alemana, al presidente del Parlament. Roger Torrent quedó hondamente preocupado, después de que un centenar de empresarios germanos le advirtieran esta semana en Barcelona que su paciencia se está acabando, después de los últimos juegos malabares de Carles Puigdemont para investir a Jordi Sánchez.