Buscar

22/02 | El Economista elEconomista.es

Orgullo de clase media: los profesionales que no brillan como otros también son fundamentales

"Zidanes y Pavones". Con ese resultón eslogan definió el presidente del Real Madrid Florentino Pérez su política de fichajes durante los primeros años de su mandato, a comienzos de los años 2000. Hacía referencia a los entonces jugadores de la plantilla Zinedine Zidane y Francisco Pavón. El primero, una estrella internacional fichada por 73,5 millones de euros (el precio más caro pagado por un jugador de fútbol hasta la fecha) de otro gran club como era la Juventus de Turín; el segundo, un joven jugador de la cantera al que se le daba una oportunidad en el primer equipo. La idea de Pérez era clara: comprar un gran jugador de talla mundial cada año que trajera al club, además de prestaciones deportivas, otros beneficios en términos de marketing e imagen de marca, y completar el equipo con talentosos jóvenes jugadores de la casa que aportaran sentido de identidad y orgullo de pertenencia.

20/02 | El Economista elEconomista.es

El beneficio anual de AXA subió un 75% a 3.857 millones de euros

AXA tuvo el pasado año 3.857 millones de euros de beneficios, un 80% más que en 2018 en términos absolutos y un 75% más en comparables gracias a varios elementos no recurrentes, pero también a la buena marcha operativa de la aseguradora francesa.

17/02 | El EconomistaEconomíahoy.mx

Alsea reestructura su cúpula en España y releva a su director general

Alsea, que gestiona marcas de restauración como Foster's Hollywood, Cañas y Tapas, Domino's Pizza, Vips y Starbucks en España, ha reestructurado su cúpula directiva. Según confirman fuentes de la empresa, se ha acordado la salida como director general para España y Portugal de Rafael Herrero, con lo que a partir de ahora todas las funciones ejecutivas recaen en Miguel Ibarrola, quien asumió el cargo de consejero delegado de Alsea Europa desde mediados del año pasado.

17/02 | El Economista elEconomista.es

La dueña de Foster's y Vips reestructura su cúpula y releva a su director general

El grupo mexicano Alsea, que gestiona marcas de restauración como Foster's Hollywood, Cañas y Tapas, Domino's Pizza, Vips y Starbucks, ha reestructurado su cúpula directiva. Según confirman fuentes de la empresa, se ha acordado la salida como director general para España y Portugal de Rafael Herrero, con lo que a partir de ahora todas las funciones ejecutivas recaen en Miguel Ibarrola, quien asumió el cargo de consejero delegado de Alsea Europa desde mediados del año pasado.

15/02 | El Economista elEconomista.es

Carlos Torres gana poder en BBVA ante el 'caso Villarejo'

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha dado un primero golpe en la mesa intentar no dejar ningún cabo suelto y retener poder con los cambios del consejo de administración anunciados esta semana, que son el preámbulo de una renovación del órgano rector mayor en 2021. Este movimiento se produce en pleno 'caso Villarejo' y ante las consecuencias que pueden suponer tanto para el banco como para la cúpula la evolución de esta causa.

12/02 | El Economista elEconomista.es

Torres gana un 41% más que González en la presidencia de BBVA

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ganó el año pasado 5,63 millones de euros en su primer año como presidente de BBVA. La cuantía es superior a la recibida por su antecesor en el cargo, Francisco González, quien generó un cobro de 5,47 millones en 2018, el último ejercicio en el puesto de mando tras más de dos décadas.

10/02 | El Economista elEconomista.es

¡Alerta, empleado conflictivo! Un sambenito en el trabajo difícil de quitar

Probablemente al tenista Nick Kyrgios o al político Gabriel Rufián no les vaya del todo mal yendo por la vida en plan enfant terrible. Sus habituales salidas de tono y su alergia a la corrección política forman parte de su marca personal, hasta el punto de que sus seguidores (y probablemente también sus detractores) se sentirían algo decepcionados si los vieran jugar un partido de tenis o realizar una intervención parlamentaria sin añadir una pizca de picante extra. Pero para el común de los mortales, ganarse fama de rebelde y contestatario en el plano profesional puede ser peligroso. Porque en la era de la transparencia y la sobreinformación salirse del tiesto, decir una palabra más alta que otra o ir dejando huellas de descontento con compañeros o jefes puede hacer que un profesional se gane una cierta fama de 'conflictivo'.