Buscar

19/10 | El Economista elEconomista.es

Urge un giro de 180 grados del programa QE

Los bancos centrales deberían corregir las curvas de tipos internacionales, planas e invertidas ?cuando los intereses a corto plazo igualan o superan a sus equivalentes a largo? si pretenden estimular la economía europea. Bajar tipos esta bien, como ya han hecho el BCE y a la Fed.

16/10 | El Economista elEconomista.es

Caídas moderadas en Wall Street ante la indefinición de la guerra comercial entre China y EEUU

Wall Street cotiza este miércoles con caídas moderadas en sus tres principales índices después de que el gigante asiático haya avisado de "fuertes contramedidas" por las leyes aprobadas ayer en el Congreso norteamericano que apoyan a los manifestantes de Hong Kong. El Nasdaq 100 es el que más cae, un 0,29%, hasta los 7.920,21 puntos; el S&P 500 retrocede un 0,20%, hasta situarse a las 2.989,75 unidades, y el Dow Jones termina prácticamente plano, aunque en negativo, hasta descender a los 27.001,98 enteros.

1/05 | El Economista elEconomista.es

¿Cómo funciona el mercado de divisas? Las variables que deciden los tipos de cambio

A día de hoy, un euro se intercambia por 1,23 dólares, aproximadamente. La paridad -es decir, que un euro valga exactamente un dólar- queda lejos, pero no hace tanto que se hablaba de ella. Fue en 2015, cuando la cotización de la moneda única frente a su principal rival acumulaba un espectacular desplome que la llevó a intercambiarse por 1,05 dólares. Para entender qué manos mueven estas divisas, vamos a tomar como referencia los cuatro últimos años, explicando qué factores clave llevaron su cotización a esos mínimos en 2015 y qué ha ocurrido desde entonces. Vea más noticias de la revista Inversión a fondo.

14/10 | El Economista elEconomista.es

La curva de tipos de EEUU recupera parte de la pendiente positiva ante las inminentes compras de la Fed

La curva de tipos de EEUU ha recuperado parte de su pendiente positiva (los bonos de largo plazo ofrecen una rentabilidad superior a los de corto) después de que la Reserva Federal haya anunciado un programa de compras de letras del Tesoro para incrementar la cantidad de reservas bancarias (liquidez) en el sistema. Este anuncio ha rebajado el interés que pagan las letras ante el inminente incremento de la demanda de estos activos con compras mensuales de 60.000 millones de dólares por parte del banco central. Así, la rentabilidad de las letras a 3 y 6 meses (parte corta de la curva) ha vuelto a caer por debajo de la del bono a 10 años, recuperando la curva parte de la pendiente positiva que debería presentar en tiempos de bajo riesgo de recesión.

14/10 | El EconomistaEconomíahoy.mx

La curva de tasas de Estados Unidos recupera parte de la pendiente positiva ante las inminentes compras de la Fed

La curva de tasas de Estados Unidos ha recuperado parte de su pendiente positiva (los bonos de largo plazo ofrecen una rentabilidad superior a los de corto) después de que la Reserva Federal haya anunciado un programa de compras de letras del Tesoro para incrementar la cantidad de reservas bancarias (liquidez) en el sistema. Este anuncio ha rebajado el interés que pagan las letras ante el inminente incremento de la demanda de estos activos con compras mensuales de 60,000 millones de dólares por parte del banco central. Así, la rentabilidad de las letras a 3 y 6 meses (parte corta de la curva) ha vuelto caer por debajo de la del bono a 10 años, recuperando la curva parte de su pendiente positiva que debería presentar en tiempos de bajo riesgo de recesión.

11/10 | El Economista elEconomista.es

La Fed anuncia que comprará 60.000 millones en letras del Tesoro al mes para mantener un nivel elevado de reservas

La Fed volverá a engordar su balance para calmar el ansia de liquidez. El banco central de EEUU ha anunciado que comprará 60.000 millones de dólares al mes en letras del Tesoro a partir del 15 de octubre para mantener un nivel elevado de reservas. Jerome Powell, presidente de la Fed, y el propio organismo han asegurado de forma reiterada que esto no se trata de un nuevo Quantitative Easing (QE) o programa de estímulos, sino de una "medida puramente técnica para mejorar la transmisión de la política monetaria". Esta decisión llega tras el descontrol surgido en los tipos de interés del mercado monetario donde los bancos intercambian reservas. Los tipos de interés se dispararon por encima del 9% a mediados de septiembre en el mercado de recompras (repos) ante la escasez de reservas. La Fed tuvo que intervenir de urgencia para inyectar miles de millones y anunciar que proveería liquidez (hasta 75.000 millones de dólares) cada noche, logrando tranquilizar los tipos y el ansia de reservas de las entidades. Sin embargo, esta medida era un parche temporal que debía ser solucionado con una medida como la anunciada, que promete un aumento constante del balance a través de compras de letras del tesoro.