Buscar

31/12 | El Economista elEconomista.es

El campo se planta ante el abandono político

Las señales de alerta se han prolongado durante años, pero ha sido en la presente campaña en la que el campo valenciano se ha visto inmerso en un laberinto de difícil salida. Mientras el Gobierno central mira hacia otro lado y se limita a adoptar tibias medidas con reducido impacto, cada vez más agricultores renuncian a recoger sus cosechas de naranjas y mandarinas, porque la rentabilidad no compensa los costes, y las movilizaciones en las localidades con más peso de la citricultura se multiplican en toda la Comunitat. A ello se suma el veto estatal al incremento de superficie de uva para cava, uno de los pocos cultivos con ventas y rentabilidad creciente en la región, que los productores valencianos achacan a la presión de los catalanes, cuya demanda se ha visto afectada por el impacto del desafío independentista. La realidad es que la Comunitat Valenciana seguirá liderando, un ejercicio más, el abandono de tierras de cultivo y el alza de la tasa de paro agrario. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado un plan de apoyo y reconversión del sector citrícola. (Puede leer más contenidos en la revista digital gratuita elEconomista Comunitat Valenciana).

26/12 | El Economista elEconomista.es

El año electoral contiene el alza de precios en el transporte público y la factura del agua: suben la luz, el móvil y los combustibles y baja el gas

El año electoral ha moderado la tradicional subida de precios de enero. Pese a que encender la luz, hablar por el móvil o llenar el tanque del coche, sobre todo si es diésel, será más caro para los españoles, el año que viene, en el que se prevé una inflación del 1,7%, el transporte público, el agua y las tasas aeroportuarias se mantendrán estables y el gas bajará.