Buscar

Iñigo Errejón

Relacionados:
    23/07 | El Economista elEconomista.es

    Se habla de Sánchez y Alberto Garzón, el "espía" de Errejón en el Congreso y la paga a Génova

    ¿Pregunta Sánchez a los empresarios por Garzón?

    El mundo empresarial ha hablado alto y claro en contra de que miembros de Podemos ocupen ministerios económicos, ya que resultaría negativo para la economía y generaría desconfianza en los inversores. A pesar de ello, dicen que Pedro Sánchez no ha descartado la idea de ceder carteras económicas claves al entorno de Podemos. Se rumorea que uno de los candidatos que el presidente en funciones baraja sería Alberto Garzón. Según dicen en el PSOE, al líder de IU le avala ser economista. De ahí que consideren que tiene capacidad técnica para comandar uno de los ministerios claves del próximo Ejecutivo. Pues bien, desde Moncloa comentan que Sánchez se está encargando de hablar con directivos del Ibex para conocer su opinión sobre Garzón. Por lo visto, la respuesta de los empresarios tampoco ha sido positiva y siguen prefiriendo una repetición de elecciones a que se forme un gobierno de coalición, tanto con Podemos como con IU. "Sería lo menos malo para el país", añaden desde una multinacional española.

    18/07 | El Economista elEconomista.es

    Se habla de la "ocurrencia" de Colau, de Íñigo Errejón y el Ibex, y la cartera de Defensa

    La ‘ocurrencia’ de Colau que espanta a la empresa

    Esta semana la alcaldesa de Barcelona Ada Colau desgranó medidas que podría plantear para reducir la contaminación en la ciudad. Con esa idea, se vetará a los vehículos más contaminantes a partir de 2020. Pero esa no será la única solución que Colau se plantea. Muy al contrario, en un acto celebrado junto a Manuela Carmena, Colau aseguró que si el veto a los coche viejos no bastaba se implantará un peaje para entrar a la Ciudad Condal, como ocurre en otras ciudades europeas. No obstante la medida que más preocupa a los empresarios es la intención que la alcaldesa tiene de limitar el crecimiento de infraestructuras básicas para la ciudad como son el Puerto de Barcelona y el aeropuerto de El Prat. “La medida solo puede ser calificada de ocurrencia, ya que frenar las ampliaciones que ambos complejos necesitan supone un duro golpe para la economía de la región”, dicen fuentes empresariales. A pesar de ello, desde el entorno de Colau se dice que la alcaldesa está “convencida” de llevar su cruzada contra la contaminación hasta el final “moleste a quien moleste”.