Buscar

20/02 | El Economista elEconomista.es

Cómo funciona un pararrayos: ¿lo necesito en mi casa o empresa?

Los pararrayos son instrumentos, cuyo origen se remonta a 1753 gracias a Benjamin Franklin, que tienen como objetivo evitar que un rayo ionizado del aire cause daños a las personas o construcciones atrayendo la descarga hacia tierra, impidiendo de esta manera que impacte directamente contra ellos.