Buscar

20/11 | El Economista elEconomista.es

La Policía rechaza dejar el edificio de la Jefatura de Barcelona como piden ERC y el PSC

La Policía Nacional no tiene previsto dejar el edificio en Vía Laietana de la Jefatura Superior en Barcelona como ha pedido ERC en una proposición en el Ayuntamiento de Barcelona que ha contado con el apoyo del PSC. "No hay plan ni está previsto", contestan fuentes del Ministerio del Interior a la pregunta de si barajan la salida de este edificio con la intención de facilitar que se convierta en un museo de la "represión franquista".

8/11 | El Economista elEconomista.es

El Supremo ordena a la JEC que tome medidas oportunas para que los policías desplazados a Cataluña puedan votar el 10-N

La Sala III (de lo Contencioso-Administrativo) del Tribunal Supremo ha acordado este viernes una medida cautelarísima en la que ordena a la Junta Electoral Central (JEC) que tome las medidas necesarias para que este domingo puedan votar los policías que están desplazados a Cataluña y que no pudieron solicitar el voto por correo en plazo. Especial Elecciones 10-N

7/03 | El Economista elEconomista.es

El relato policial del 1-O en el Supremo se completa con activistas violentos, trabas de los Mossos y una resistencia brutal

Los mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil el 1-O han declarado que no podían llegar a todos los puntos de votación, donde les esperaban activistas "muy violentos" que ofrecieron una "resistencia brutal", ante unos mossos que no solo no cumplieron sino que les entorpecieron y espiaron. En Directo | Última hora y reacciones del juicio al procés en Cataluña.

27/02 | El Economista EcoDiario

Tres encarcelados por el asesinato de un octogenario en Santander tras identificar al autor de una misteriosa llamada de alerta

La Policía Nacional ha detenido a tres hombres, dos hermanos del País Vasco y uno de Santander, como presuntos autores del asesinato de un octogenario, hace ahora más de dos años, en un garaje de Santander, donde murió asfixiado tras ser maniatado y amordazado. Una llamada desde Vitoria alertando de los hechos a la Cruz Roja de Madrid fue clave para esclarecer lo ocurrido.