Buscar

19/12 | El Economista elEconomista.es

Torpedo a la Reforma Laboral

Distraídos por la reunión del Gobierno en Barcelona, algunas noticias importantes pasan más desapercibidas. Es el caso del la Contrarreforma Laboral. El 15 de noviembre avisaba en esta misma columna de su toxicidad. Pero, a pesar de ello, sindicatos y Gobierno anunciaron hace una semana que habían llegado a un preacuerdo para deshacer una de las claves de la Reforma Laboral de 2012 (RD12), cuya vigencia ha coincidido con un periodo de reducción del desempleo y aumento de filiación a la Seguridad Social. Por eso resulta paradójico que se quiera hundir con un torpedo en su línea de flotación. Lo que han acordado es acabar con la prevalencia del convenio de empresa, firmado entre la Dirección y el Comité en cada empresa, sobre el sectorial firmado por los aparatos de las federaciones sindicales de un sector con el aparato de la patronal.