Buscar

26/09 | El Economista elEconomista.es

La escasez también afecta a Rolex: recibe quejas por no satisfacer la demanda

En un mundo cada vez más polarizado, la moda mantiene su papel de lenguaje universal. Hoy en día, hay nuevos elementos que definen el estatus, como los coches Tesla, pero los clásicos se mantienen. El valor de lucir un bolso Birkin de Hermes o un reloj Rolex es atemporal. Un carácter exclusivo marcado no solo por el precio, sino porque cada vez son más difíciles de conseguir debido al incremento de la demanda, pero no de la oferta, y a la escasez de materias primas.