Buscar

21/01 | El Economista elEconomista.es

Susana Díaz apela un PSOE "unido dentro y fuera de Andalucía" que se deje de "cuitas" y frene a la extrema derecha

La secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apelado este lunes a un PSOE "unido dentro y fuera de Andalucía, en toda España", que deje a un lado las "cuitas" y cualquier otro interés y que ponga todas sus energías y fortaleza en tratar de ganar las elecciones que se celebrarán en mayo (municipales, autonómicas y europea) y en frenar a la extrema derecha.

21/01 | El Economista elEconomista.es

Así es la nueva Junta de Andalucía: Moreno se rodea de afines y de independientes en un gobierno sin cuotas territoriales

El presidente de la Junta de Andalucía, el 'popular' Juanma Moreno, ha diseñado un gobierno de coalición con Ciudadanos (Cs) para la XI Legislatura, sin cuotas territoriales, con cinco independientes (uno del del PP-A y cuatro de Cs) de los 11 departamentos con los que cuenta el nuevo Ejecutivo y con afines en las seis consejerías del PP-A.

19/01 | El Economista elEconomista.es

Ella es el partido

Iñigo Errejón huele a cadáver político. Cuando aceptó ser candidato a la Comunidad de Madrid se pegó un tiro en la pierna. Al enemigo, puente de plata y es lo que hizo Pablo Iglesias: quitárselo de encima de la forma más sibilina. Con candidatos tan potentes como el socialista Ángel Gabilondo o como Begoña Villacís de Ciudadanos ya era difícil ganar, pero después de romper con Podemos de una manera tan abrupta es imposible. Ni un buen número de los militantes de su propio partido le van a votar. El que fuera cofundador e ideólogo de Podemos confía en que el tirón de Manuela Carmena le lleve a la presidencia de la comunidad madrileña. Eso es mucho decir porque él no es Carmena. Por tanto, si queda en una mala posición será el momento de La venganza de don Mendo y al final terminará en el PSOE, que es su lugar natural.

15/01 | El EconomistaInformalia

Manuela Villena, esposa de Juanma Moreno, es la primera dama andaluza: taurina, socióloga y empollona

Andalucía vive este martes un día histórico por la investidura de Juan Manuel Moreno (Barcelona, 1970), que destrona a Susana Díaz, y al PSOE después de 37 años al frente de la Junta. Dos años tenía la actual primera dama cuando los socialistas empezaron a gobernar su tierra y 39 tiene cuando se convierte en la Melania Trump de la autonomía más poblada de España.

18/01 | El Economista elEconomista.es

Montero dice que no hubo duplicidad en la contratación de la Junta de Andalucía

Fuentes del Ministerio de Hacienda señalaron el jueves a este diario que la Junta de Andalucía presidida por Susana Díaz no incurrió en crear duplicidades al contratar funcionarios. La tesis expuesta por el entorno de la que entonces fuera consejera de Hacienda, María Jesús Montero, incide en negar también haber enchufado a dedo a 3.000 empleados en el último año de Gobierno, con un personal duplicado, como han criticado hasta hoy los sindicatos de funcionarios, de manera que, la contabilidad y el registro del personal de la Junta de la etapa de Susana Díaz, con funcionarios, personal laboral, eventuales, etcétera, es real.

17/01 | El Economista elEconomista.es

Montero 'contrató' a 3.000 personas a dedo y lo camufló en los Presupuestos de Andalucía

Justo en la recta final del mandato de Susana Díaz, incluso habiendo perdido las elecciones del 2-D, la portavocía de la Junta admitía hace unos días la existencia de 26.971 personas que a lo largo de los años han sido contratadas a dedo dentro del Sector Instrumental -conocida también como la Administración paralela, compuesta de consorcios, sociedades mercantiles y fundaciones; en suma, de 60 organismos-.

17/01 | El Economista elEconomista.es

Alfombras e impuestos, las claves del nuevo Gobierno andaluz

Los ecos de la sesión de investidura de Andalucía aún no se han apagado y ya empieza la tarea de gobernar para el nuevo presidente. Desde hoy tendrá que demostrar sin pausa pero sin atropellos que la decisión de los andaluces al otorgar una mayoría novedosa y alternativa al socialismo no ha sido errónea, una tarea que se antoja complicada por el clima interno que hay en el grupo de tres partidos que van a apoyar a su Gobierno. Moreno Bonilla ya ha probado la medicina que le espera en estos próximos meses y años: convulsión social en las calles, arengas antifranquistas, deslegitimación de su derecho a gobernar y asociación de las políticas que llevará a cabo con la ultraderecha.