Buscar

10/10 | El Economista elEconomista.es

La semana ominosa de Facebook pone en evidencia la fragilidad de su monopolio

Lo sucedido esta semana con Facebook evidencia la fragilidad de un monopolio que capitaliza gran parte de las comunicaciones interpersonales de medio mundo. Entre la red social líder del planeta, y sus hermanas Instagram y Whatsapp, el imperio de Mark Zuckerberg acapara la mirada cada minuto de más de 3.500 millones de personas. Ese gigante desnudó sus pies por un accidente y equiparó su solidez con la del barro. La caída global del servicio del pasado lunes no es la primera vez que sucede, ni tampoco será la última.