Buscar

6/08 | El Economista elEconomista.es

La brujería sigue viva

Que la medicina moderna, es decir, científica, está detrás del avance contra la mortalidad no lo niega nadie, excepto algunos necios que están contra las vacunas o pretenden curar el cáncer a base de aguas minerales.Entre los cuentos más extendidos están los milagros de la acupuntura, la homeopatía, la quiropráctica o la fitoterapia. Francia es el “paraíso homeopático” debido a que la exportación de estos productos es un rubro importante en su balanza de pagos; sin embargo, su Comisión de transparencia acaba de dictaminar que los productos homeopáticos “no han demostrado científicamente ninguna eficacia”. ¿Será este el principio del fin?En el libro de Simon Singh y Edzard Ernst titulado “¿Truco o tratamiento?” se lee: “cualquiera que considere la medicina alternativa como un modo de tratamiento debería tener en consideración cinco consejos. En primer lugar, si se piensa utilizar cualquier tipo de terapia alternativa para una afección concreta, recomendamos firmemente que en primer lugar se consulte y se informe al médico de cabecera; el tratamiento que se haya elegido puede interferir en cualquier terapia convencional en uso. Segundo, no debe detenerse el tratamiento convencional a menos que el doctor avise de que este es sensible. En tercer lugar, hay ha hay que tener en cuenta que las terapias. Hay que tener en cuenta que las terapias alternativas pueden ser caras, especialmente si implican consultas a largo plazo, así que es mejor asegurarse de que hay evidencia que apoye la eficacia de una terapia antes de invertir sumas de dinero considerables en los beneficios anunciados. Cuarto, todas las terapias pueden generar efecto placebo, pero este por sí solo no es suficiente para justificar su uso. En quinto lugar, hay que recordar que cada tratamiento conlleva riesgos, por lo que hay que asegurarse de que son compensados por los beneficios”.

8/04 | El EconomistaEconomíahoy.mx

Alas de avión que cambian su forma durante el vuelo, una revolución aeronáutica de la NASA

Un equipo de ingenieros del MIT y la NASA han construido y probado un tipo de ala de avión radicalmente nueva, ensamblada a partir de cientos de diminutas piezas idénticas. Una composición que le permite "cambiar de forma para controlar el vuelo del avión, y podría proporcionar un impulso significativo en la producción, el vuelo y la eficiencia de mantenimiento de los aviones, según los investigadores", asegura el medio MIT News Office.

8/04 | El EconomistaEvasión

Alas de avión que cambian su forma durante el vuelo, una revolución aeronáutica de la Nasa

Un equipo de ingenieros del MIT y la NASA han construido y probado un tipo de ala de avión radicalmente nueva, ensamblada a partir de cientos de diminutas piezas idénticas. Una composición que le permite "cambiar de forma para controlar el vuelo del avión, y podría proporcionar un impulso significativo en la producción, el vuelo y la eficiencia de mantenimiento de los aviones, según los investigadores", asegura el medio MIT News Office.

22/02 | El Economista EcoDiario

Un pequeño plesiosaurio vivió en Castellón hace 125 millones de años

Los plesiosaurios, erróneamente considerados dinosaurios, habitaron todos los mares hace entre 200 millones y 65 millones de años. En la Península, solo se habían encontrado hasta el momento escasos restos de estos cuellilargos reptiles marinos. Ahora un grupo de paleontólogos ha hallado la colección más abundante de fósiles en Morella, Castellón. Entre ellos, destaca una vértebra que pertenecía a un tipo de plesiosaurio nunca antes descubierto en nuestro país, el leptocléidido.