Buscar

7/10 | El Economista elEconomista.es

Razones válidas para librarse de la mesa electoral en las elecciones del 10 de noviembre

Con las nuevas elecciones generales del 10 de noviembre vuelve el 'temor' a ser llamado para formar parte de una mesa electoralun paso inevitable del ritual previo a la celebración de los comicios. Aquel ciudadano que sea notificado para conformar una de ellas está obligado a acudir y solo podrá librarse del requerimiento si cumple alguna de las causas contadas que la Junta Electoral Central tiene como excusas válidas y que requerirán la correspondiente documentación.

9/07 | El Economista elEconomista.es

Caída en la participación electoral

La Tercera (Chile)Según un estudio de la consultora Etnográfica Research, la caída de participación electoral en 2012 y 2016 recae sobre los “adultos” y “adultos mayores”, siendo los que más suelen votar al ser generaciones que heredaron prácticas cívicas de participación ciudadana y vivieron el pebliscito de 1988, por lo que su importancia aumenta. Por otra parte, los jóvenes participan poco pero de forma constante y la intervención electoral depende también del nivel socioeconómico.

20/06 | El Economista elEconomista.es

Vox expulsa a dos miembros en su feudo de El Ejido por "contravenir las órdenes" de la dirección nacional

Vox ha iniciado los trámites de expulsión del partido del coordinador local y portavoz municipal en El Ejido (Almería), Juan José Bonilla, y la edil Rosa María Martín Escobar, después de que el primero se hiciese con el acta de diputado provincial por el partido judicial de Berja (Almería) contra la decisión de la dirección nacional del partido.

14/06 | El Economista elEconomista.es

Rocío Monasterio: "En Vox no vamos a tolerar que nos traten como apestados"

Cuando le preguntas si quiere ser consejera de la Comunidad de Madrid y si un cargo de ese perfil sería el precio que su partido piensa poner para que haya Gobierno de centroderecha responde rápido que no es una cuestión de sillas sino de programas. "Pero no quiero estar de invitada de piedra en la Asamblea de Madrid", sentencia. Es la cara y la voz femenina más reconocible de Vox y tiene una forma de estar en política muy rompedora, hiperactiva en las redes sociales y con gran presencia en los medios. Tal vez, por eso cuando insistes en si es una humillación que a su grupo parlamentario le hayan enviado al gallinero del hemiciclo responde, sin pelos en la lengua, que "nadie nos va a callar por mucho que nos alejen al último sitio. Nos vamos a ganar el sueldo que nos pagan los españoles". Es la mujer que en su día se atrevió a irrumpir en una rueda de prensa de Carles Puigdemont para entregarle unas esposas y un ejemplar del código penal al grito de "sin ley no hay democracia". Se dijo que era lo más parecido a un escrache que haya hecho un político de la derecha pero ni era la primera vez ni será la última en la que Rocío Monasterio (Madrid 1974) -arquitecta de profesión que acabó la carrera con una calificación de matrícula de honor o sobresaliente en todas las asignaturas, fundadora de su propio estudio, casada con el también político y compañero de partido Iván Espinosa de los Monteros y madre de cuatro niños- rompe moldes. Es de derechas sin complejos.