Buscar

15/10 | El Economista elEconomista.es

Nada nuevo bajo el sol

La inmigración exterior sigue recorriendo Europa como un fantasma al modo que lo recorría –según el Manifiesto Comunista de Carlos Marx- el comunismo entonces naciente.

19/09 | Servimedia elEconomista.es

La Seguridad Social perdió 37.461 afiliados extranjeros en agosto

La Seguridad Social perdió una media de 37.461 cotizantes extranjeros en agosto (-1,7%), hasta situarse el total de inmigrantes ocupados en 2.132.906 personas, según ha informado este jueves el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

6/09 | El EconomistaEconomíahoy.mx

Migrantes mexicanos: una 'mina de oro' que no saca brillo a la economía

Las remesas enviadas por los migrantes mexicanos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, se han convertido en una mina de oro, pues representan una de las principales entradas de divisas a México, por encima del turismo y solo superadas por las exportaciones automotrices. Paradójicamente, pese a ser imprescindibles para casi dos millones de hogares, tienen un impacto muy pequeño en la economía del país y no han sido un elemento de desarrollo económico.

28/08 | El Economista elEconomista.es

La parálisis argelina

Argel está más cerca de Madrid que Rabat, igual que Montevideo está más al sur que Buenos Aires, y esa es una buena razón para prestar mucha atención a lo que allí sucede, porque están pasando muchas cosas mientras a nosotros nos invade el sopor veraniego de este caluroso estío. Como si en agosto nos limitáramos a cerrar los ojos y disfrutar de la brisa marina, que son cosas muy respetables, mientras procuramos ahuyentar -afortunadamente sin conseguirlo del todo- la desazón que nos produce pensar que en lugares no lejanos de ese mismo Mediterráneo hay gentes que se juegan la vida para escapar del horror en busca de una vida digna, y otros los acogen en viejos barcos que luego nadie quiere recibir en sus puertos para vergüenza de una Europa que llenó las Américas, de norte a sur, con emigrantes polacos, irlandeses, italianos, judíos, griegos, alemanes, escandinavos y españoles. ¡Qué pronto olvidamos!