Buscar

16/01 | El Economista elEconomista.es

May sobrevive a la moción de censura y abre una ronda de negociaciones sobre el Brexit

Tal y como se esperaba, la primera ministra británica, Theresa May, sobrevivió a la moción de censura presentada por la oposición por un margen de 19 votos, 325 a 306, lo que le permite tomar algo de oxígeno de cara a las negociaciones que se esperan en los próximos días para intentar encontrar una salida al bloqueo actual.

12/12 | El Economista elEconomista.es

Un repaso a 26 años de errores catastróficos: cómo llegó Reino Unido a la actual crisis del Brexit

Dos años y medio después del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, el Gobierno británico se encuentra en una posición de crisis absoluta: incapaz de sacar adelante su acuerdo con la UE en el Parlamento -más de 400 de los 650 diputados han indicado su oposición-, bajo la amenaza de una moción de censura y con el riesgo de una catástrofe sin precedentes si no hay un acuerdo firmado antes del próximo 29 de marzo. Todo lo que podía salir mal ha salido mal.

11/12 | El EconomistaEconomíahoy.mx

Una serie de errores catastróficos: cómo llegó Reino Unido a la actual crisis del Brexit

Dos años y medio después del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, el Gobierno británico se encuentra en una posición de crisis absoluta: incapaz de sacar adelante su acuerdo con la UE en el Parlamento -más de 400 de los 650 diputados han indicado su oposición-, bajo la amenaza de una moción de censura y con el riesgo de una catástrofe sin precedentes si no hay un acuerdo firmado antes del próximo 29 de marzo. Todo lo que podía salir mal ha salido mal.

17/11 | El Economista elEconomista.es

May usa el riesgo del 'Brexit' caótico para lograr el apoyo del Parlamento a su acuerdo

El Parlamento británico ha constituido esta semana el más fiel reflejo de la división que el referéndum de 2016 ha provocado en el corazón de una de las democracias más antiguas del mundo, pero el número mágico de diputados que Theresa May podría necesitar más allá de las filas conservadoras para aprobar el acuerdo con Bruselas sería de 78. El evidente malestar con el que Westminster recibió el documento invitaría a cuestionar el juicio de quien se ha aferrado a él, pese a la desafección generada, pero la primera ministra sigue convencida de que si no es la aritmética parlamentaria, será el objetivo común de evitar un mal mayor el que garantice que la propuesta sobre la mesa sea finalmente aceptada.