Buscar

13:04 | El Economista elEconomista.es

El mercado laboral y la reforma del año 2012

Digámoslo alto y claro España, la cuarta economía del área euro, tiene una tasa de desempleo impropia de un país desarrollado y además perteneciente esta área económica. Los datos publicados por la OCDE esta misma semana avalan la anterior aseveración, de acuerdo con los mismos, el desempleo alcanza el 14,1 % en noviembre. Esta tasa multiplica por tres a la de los países de la OCDE, comparada con la media de la eurozona tenemos más del doble de personas sin ocupar, en el área euro la cifra es de un 6,3%. Ante estos números no puede extrañar a nadie que nuestros responsables políticos deban llevar a cabo medidas para corregir severamente esta situación.

13:30 | Jorge Valero elEconomista.es

La reforma laboral, clave de la recuperación para la UE, Berlín y el FMI

La intención del Gobierno de coalición de terminar con los cambios introducidos por las pasadas reformas laborales no suenan bien fuera de España. Las modificaciones introducidas por el Gobierno del PP, sobre todo la vuelta de tuerca de 2012 en el peor momento de la crisis, han sido constantemente ensalzadas en Bruselas, Berlín y en Washington, entre otras capitales. Más aún, se animó a que se continuara con el esfuerzo renovador para reducir el elevado desempleo.

08:21 | El Economista elEconomista.es

La reforma del PP creó 2,5 millones de empleos pero no redujo la temporalidad

La crisis económica por la que atravesó España puso de relieve las debilidades del modelo laboral español. Un mercado de trabajo muy rígido, con altos costes de despido, muy por encima de la media de la OCDE, y segmentado por las grandes diferencias que se daban entre los trabajadores con contrato indefinido y antigüedad acumulada (insiders), y los que tenían contrato temporal, o parados (outsiders), cuya tasa del 24,9% doblaba la media. Esta dualidad entre temporal y fijo, insensibilizaba al mercado de trabajo respecto a la coyuntura empresarial, pues eran los grupos mas protegidos, los que controlaban y fijaban las condiciones de negociación colectiva en detrimento de los outsiders cuyos costes de despido eran mas bajos.

08:15 | El Economista elEconomista.es

La contrarreforma laboral de Sánchez arriesga 6.000 millones para pensiones

Es uno de los grandes compromisos que ha puesto sobre la mesa la nueva ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y uno de los principales retos del nuevo Gobierno: la derogación de la reforma laboral del PP que tantas veces han proclamado dirigentes tanto del PSOE como de Unidas Podemos. Sin embargo, esta decisión podría comportar efectos devastadores sobre los ingresos necesarios para pagar las pensiones. Concretamente, según cálculos de elEconomista, una vuelta al escenario previo a 2012 -año de la reforma impulsada por el PP- supondría poner en riesgo casi 11.500 millones de euros en cotizaciones sociales hasta el año 2022 (5.691 millones en cada ejercicio).

17/01 | El Economista elEconomista.es

Daño al empleo que debe evitarse

La ministra Yolanda Díaz no sólo volvió a abogar por derogar esta semana la reforma laboral de 2012. Además, estableció una primer plan para hacerlo en dos tiempos. La insistencia de Díaz en este tema provocó que de los Ministerios de Economía, Hacienda y Seguridad Social surjan matizaciones que limitan los cambios a aspectos puntuales de la ley, y descartan la total derogación.

15/01 | El Economista elEconomista.es

La creación de empleo, en peligro

La ministra Yolanda Díaz avanza ya en la derogación de la reforma laboral que anunció en su toma de posesión. Habla de dos fases: la primera acabará con el despido procedente en casos de baja médica, pese a que los jueces lo avalan. La segunda abolirá la primacía de los convenios de empresa sobre los sectoriales.

15/01 | El Economista elEconomista.es

Díaz afirma que la reforma laboral se derogará en dos fases y no rechaza elevar el coste del despido

La nueva ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha afirmado este miércoles que la reforma laboral de 2012 se derogará en dos fases. En una primera se procederá a suprimir "de inmediato y con urgencia" determinados aspectos de la ley, como el que permite el despido por acumulación de bajas justificadas por enfermedad o el que da prevalencia a los convenios de empresa sobre los sectoriales. "Hay que reequilibrar la posición de sindicatos y empresarios en la negociación colectiva", ha apuntado la ministra.