Buscar

12/07 | El Economista elEconomista.es

Más Europa y más PSOE después del batacazo de Murcia y el 4-M

Pedro Sánchez ha encontrado el momento propicio para dar un golpe de efecto y provocar una crisis de Gobierno de la que se viene hablando meses atrás. Sin duda el primer gran cambio vino de la mano de Pablo Iglesias. Su marcha supuso todo un revulsivo sacando de los titulares las continuas filtraciones y discrepancias dentro del primer Gobierno de coalición. Pero su abandono de la política hacía presagiar más cambios; sobre todo después de los indultos concedidos a los presos políticos por el procès del 1-O que, junto con la frustrada moción de censura de Murcia, el malísimo resultado del PSOE en las elecciones la Comunidad de Madrid, y el ridículo encuentro con Joe Biden en Davos han colocado al presidente en el momento más bajo de popularidad.