Telecomunicaciones y tecnología

"EMI está negociando vender música en las tiendas de Inditex y H&M"

El presidente de la discográfica en España quiere buscar nuevos canales de venta.

Simone Bosé, presidente de EMI Music en España y Portugal, sabe de lo que habla cuando critica la dejadez del Gobierno en la lucha contra la piratería. A sus 47 años, al margen de EMI, este directivo italiano, que ha trabajado también para BMG, Sony Music y Universal, no se cree ya ninguna de las promesas del Ejecutivo.

"Las discográficas llevamos en crisis desde el año 2001. Hoy, por culpa de la piratería nuestro sector representa tan sólo un 40 por ciento de lo que era entonces; y ni este Gobierno ni ningún otro han hecho absolutamente nada por tratar de impedirlo", asegura de forma tajante.

Para Bosé la situación es dramática, "y no sólo porque haya que reducir drásticamente el lanzamiento de nuevos artistas y se corte la carrera de muchos otros", sino porque, de acuerdo con los datos de Promusicae, la asociación que defiende los intereses de las discográficas, en la última década se han destruido más de 25.000 empleos. "España es el país de Europa que más está sufriendo la piratería y uno de los que menos actúa contra ella, frente al liderazgo que han adoptado otros, como Reino Unido o Francia".

Nuevos canales

Ante este situación, uno de los retos principales que se ha marcado EMI está en buscar nuevas fuentes de ingresos. Cuarta en el mercado con una cuota del 15 por ciento, sólo por detrás de Sony, Universal y Warner, la compañía está intentando desembarcar en las tiendas de moda. "Hay muchas oportunidades en canales no convencionales. Todavía no hay nada cerrado, pero estamos hablando con firmas como Inditex, H&M o C&A para poder vender nuestra música en sus establecimientos a nivel mundial y hacer incluso promociones cruzadas. Se podrían distribuir desde CD hasta tarjetas de descarga, pasando por productos de merchandising", asegura Bosé.

Con artistas como Amaral, Luz Casal, Bebe, Enrique Bunbury, Macaco, Coldplay, U2, Depeche Mode o Norah Jones, entre otros, el máximo responsable de EMI asegura que es un proyecto que funciona ya en Estados Unidos con las tiendas de Disney o de Game, especializadas en la venta de videojuegos.

No recibe ayuda

En plena batalla por las ayudas en el sector del cine, la industria de la música parece desmarcarse, sin embargo, de la petición de subvenciones para crecer. Bosé lo deja claro: "La música no recibe ninguna ayuda. Pero yo no creo en el modelo de las subvenciones, lo que hay que hacer es desarrollar un entorno para que los artistas puedan trabajar sin necesidad de tener que vivir de las ayudas". En su opinión, "es más sano para construir un modelo económico garantizar una reglas de juego, pero no sólo aquí, sino en cualquier sector de la economía".

¿Y la posibilidad de cortar Internet a quien incurra en un delito de piratería? "Me parece muy lícito. Aunque no es comparable, si hay herramientas para controlar por ejemplo la pornografía infantil en Internet, debería haberlas también para evitar que se cometa un delito económico".

Relacionados

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin