Tenis

Nishikori en busca del gran salto una vez más

Melbourne (Australia), 26 ene (EFE).- El japonés Kei Nishikori, que derrotó al español David Ferrer para acomodarse por segunda vez en los cuartos de final del Abierto de Australia en cuatro años, disfruta de la soledad y el recogimiento en Melbourne para intentar dar el salto una vez más a la conquista de un grande.

Tras convertirse en el primer hombre de un país asiático que alcanzó la final de un Grand Slam en el Abierto de EE.UU. el pasado año, donde solo un inspirado jugador en ese momento como el croata Marin Cilic supo detenerle, Kei, entrenado por el legendario Michael Chang afila sus armas en Melbourne Park donde dio cuenta en solo tres sets de un reputado guerrero como es Ferrer.

Su éxito es seguido en su país de forma mediática. Y en Melbourne un núcleo de casi 50 periodistas le persiguen por pistas de entrenamiento escrutando sus movimientos y le acosan en la sala de prensa, a él y sus rivales, con preguntas cada vez más incisivas.

Quizás por ese seguimiento extremo, Nishikori ha fijado su segunda base en Florida, donde creció tenísticamente en la academia de Nick Bolletieri en Bradenton, el forjador de otros talentos como Andre Agassi, Monica Seles, y por cuyas instalaciones también han pasado Jim Courier, Mary Pierce, Maria Sharapova, Daniela Hantuchova, Jelena Jankovic, Tommy Haas, Anna Kournikova y un largo etcétera.

Además, en Florida el tenista japonés puede disfrutar más tiempo del sol, pero este lunes comentó que aunque se encuentra cómodo allí, añora su país de origen y también su comida.

"Sí, en Florida nadie me habla. En Japón, sí, es un poco diferente", dijo el jugador de 25 años, en conferencia de prensa, seguida masivamente por los periodistas japoneses.

"Ya sabes, un montón de gente me reconoce. No es fácil caminar por la calle. Pero realmente disfruto viviendo en Japón porque esa es mi casa. Me siento más cómodo viviendo allí y la comida es mucho mejor, debo decirlo. Pero en la academia de Florida hay unas grandes facilidades y buenos jugadores con los que uno se puede entrenar", comentó.

"Tienen de todo. Así que realmente me gusta vivir en Florida. Pero tal vez cuando me retire, podría trasladarse a Japón", aseguró el japonés que revivirá en Melbourne los cuartos de final del pasado US Open con el mismo rival, el suizo Stan Wawrinka, a quien superó en Flushing Meadows en cinco sets.

Tras el rápido y expeditivo partido contra Ferrer, Kei admitió que le sirvió para ahorrar energías y de paso sumar confianza. "He jugado casi al cien por cien y ahora tengo mucho más, y aunque Stan será un rival muy duro, contra él no tengo nada que perder, porque estoy jugando bien. Será un partido emocionante".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin