Tenis

Dani Pedrosa estará de baja entre 4 y 6 semanas tras operarse del antebrazo

MADRID (Reuters) - El piloto de Repsol Honda Dani Pedrosa se sometió el viernes a una nueva intervención quirúrgica en Madrid para tratar de resolver un problema en el antebrazo derecho que le ha hecho replantearse su futuro en MotoGP.

"Se prevé un periodo de convalecencia de 4 a 6 semanas, aunque su regreso a la competición no se confirmará hasta que el Dr. Villamor pueda determinar el éxito de la cirugía", dijo el viernes su equipo en un comunicado.

El equipo de Pedrosa anunció la víspera que el piloto de 29 años se sometería a la intervención, confirmando que se perderá las próximas carreras de Austin y Argentina, en las que su sustituto será Hiroshi Aoyama, un piloto de pruebas.

Pedrosa, que finalizó sexto en el primer Gran Premio de la temporada en Catar el pasado fin de semana, fue sometido el viernes a una operación de dos horas en la que se le ha estirpado un tejido alrededor de los músculos del antebrazo denominado "fascias" que le causaban problemas para pilotar.

"Estas fascias eran las que originaban dolores, agotamiento inmediato e impotencia de estos músculos del antebrazo al poco tiempo de ejercitarlo sobre la moto. Dani Pedrosa seguirá revisiones y curas postquirúrgicas regulares y exhaustivas en las próximas semanas, encaminadas a conseguir que el postoperatorio se desarrolle favorablemente", dijo el doctor que le intervino, Ángel Villamor.

El piloto había dicho antes que se tomaría un tiempo para evaluar sus opciones ante un problema habitual entre los pilotos de motos denominado síndrome compartimental, que consiste en una acumulación de presión en el antebrazo que causa un gran dolor y hace que pilotar una moto sea excepcionalmente difícil cuando el músculo crece demasiado para la membrana que lo contiene.

Pedrosa, que no gana una carrera desde el Gran Premio checo de agosto, intentó encontrar una solución durante todo el invierno al problema del brazo y parecía que tras los entrenamientos realizados el problema se había solucionado, pero el dolor reapareció ante el esfuerzo de la carrera.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin