Tenis

Garbiñe Muguruza, a un paso de la final, Pliskova nueva número uno

Londres, 11 jul (EFE).- La española Garbiñe Muguruza, finalista en el 2015, se situó a un paso de la final de Wimbledon al vencer a la rusa Svetlana Kuznetsova, por 6-3 y 6-4, en una jornada en la que de rebote, la checa Karolina Pliskova se convirtió en la nueva número uno del mundo.

En la misma pista 1 en el que este lunes Rafael Nadal abandonó el torneo tras ceder en un épico quinto set (15-13) ante el luxemburgués Gilles Muller, Muguruza impuso su tenis, del mismo calibre con el que había derrotado en octavos a la alemana Angelique Kerber, número uno del mundo todavía hasta este 17 de julio.

La jugadora nacida en Caracas se impuso a Kuznetsova, ganadora del Abierto de EE.UU. (2004) y Roland Garros (2009), por cuarta vez consecutiva en 75 minutos, y se medirá por un puesto en la final con la sorprendente eslovaca Magdalena Rybarikova, 87 del mundo, de 28 años, que derrotó a la estadounidense Coco Vandeweghe, verdugo de Garbiñe en los cuartos de final del Abierto de Australia, por 6-3 y 6-3 en una hora y 14 minutos.

Con un tenis de contención pero no exento de fuerza y decisión en los momentos que era necesario, Garbiñe derrotó a Kuznetsova de 32 años, con quien se había enfrentado en cuatro ocasiones, ganando las tres últimas: en Roland Garros y el Masters de Singapur el año pasado, y en Brisbane, esta temporada. "Sveta" se había impuesto en el primer duelo entre ambas en Madrid en 2015.

La española dominó el encuentro de principio a fin. Ordenada en su juego, concentrada, sin apenas altibajos, exhibiendo una gran movilidad en la línea de fondo, rompió dos veces el servicio de su rival, uno en cada set (3-1 y 3-2) y conservó el suyo durante todo el partido anulando las tres ocasiones que 'Sveta' dispuso.

Kuznetsova, entrenada por el español Carlos Martínez, intentó en vano variar las alturas, acercarse a la red y sacar del fondo de la pista a la campeona de Roland Garros del año pasado. Garbiñe, con una gran movilidad, muy rápida en los desplazamientos, desbarató sus planes.

Como en el partido contra Kerber, acudió a la red cada vez que tuvo oportunidad, aunque esta vez se redujeron las ocasiones, ganando diez puntos de 15 llegadas. Y lo más importante, resolvió el partido con solidez, sumando el segundo "ace" de su cuenta, y luego atinando con un saque profundo que "Sveta" mandó lejos.

"Si mantiene su nivel tiene todas las opciones de ganar el título", dijo Kuznetsova sobre ella. "Nos está enseñando una bonita cara aquí en Wimbledon", apostilló Conchita Martínez, su entrenadora, que no quiere lanzar las campanas al vuelo.

"Hoy no era un partido fácil, aunque el marcador sea fácil", destacó la ganadora en 1994 que considera que su pupila tiene la posibilidad de variar su juego según las circunstancias y la rival.

Con su victoria este martes, Garbiñe tiene asegurado ya regresar al grupo de las diez primeras, a partir del próximo lunes. Sería octava del mundo si alcanza las semifinales, y pasaría al cuarto puesto ganando el título el sábado.

Contra Rybarikova se ha enfrentado Garbiñe en cuatro ocasiones (2-2) con victoria de la española en el Abierto de Australia e Indian Wells en 2013 (en ambas en pista dura) y triunfo de la jugadora de Piestany en París en 2013 (dura) y Birmingham 2015 sobre hierba, la superficie favorita de la eslovaca.

Rybarikova ha ganado cuatro títulos en su carrera, Washington (2012 y 2013), Memphis (2011) y Birmingham (2009). En este Wimbledon dio la sorpresa al derrotar a Karolina Pliskova, tercera favorita, en segunda ronda, y luego avanzó con triunfos sobre la ucraniana Lesia Tsurenko y la croata Petra Martic.

Salió prácticamente de la nada, sufrió operaciones de muñeca y luego tuvo un problema de un cartílago en una rodilla, que le hicieron bajar puestos en la lista hasta acabar el 2016 en el 156 y empezar este año disputando torneos ITF, ganando los de Gifu y Fukuoka, consecutivamente, y regresar al circuito en febrero.

Antes de Wimbledon compitió en tres torneos sobre hierba, con triunfos en los ITF de Surbiton e Ilkley y semifinales en Nottingham, ya de la WTA.

La que si que ya es número uno es la checa Karolina Pliskova, que gracias a la victoria de la británica Johana Konta ante la rumana Simona Halep, por 6-7 (2),7-6 (5) y 6-4 se alzará con esta posición el lunes.

Kerber había permanecido en este puesto 34 semanas no consecutivas. Lo logró por primera vez el 12 de septiembre de 2016, tras ganar el Abierto de EE.UU. para perderlo el 30 de enero este año cuando Serena Williams se hizo con el Abierto de Australia. El 15 de mayo, Kerber venció a la húngara Timea Babos en la primera ronda de Madrid y aseguró su regreso al tope de las listas siete días después, hasta ahora.

Las otras semifinalista es la estadounidense Venus Williams, que con 17 años de diferencia derrotó a la letona Jelena Ostapenko, reciente campeona de Roland Garros, por 6-3 y 7-5 para avanzar a los cuartos de final del tercer grande de la temporada, y que se medirá ahora con Konta, que pisará las semifinales de Wimbledon por primera vez.

Konta se convirtió en la primera británica en lograr esta ronda en Wimbledon, desde Virginia Wade en 1978. La propia Wade asistió al encuentro de hoy en la pista central del All England Club, donde Konta tumbó a Halep en dos horas y 38 minutos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin